InicioCrear libroAgregar capítulo

Todos tenemos recursos propios para sanarnos.





Por María López y Carolina Cruz. Publicado en Iruña al Día (2008)







Después del verano, conversamos con las psicólogas y terapeutas de Indargi, María y Carolina, que nos brindan un elixir de sabiduría y bienestar en su ‘oasis-consulta’ de San Juan, Monasterio de Fitero n°5.

¿QUÉ PERSONAS Y QUÉ SITUACIONES SE ENCUENTRAN EN SU CENTRO DE CRECIMIENTO PERSONAL? De todo tipo, y de toda la ciudad y periferia. Tanto terapia de pareja como familiar, adolescentes, procesos de duelo, personas mayores, etc. Nos visita gente que pasa por una-situación concreta de crisis de crecimiento personal, que busca el auto-conocimiento. En el caso de una terapia familiar, trabajamos desde la adolescencia y emancipación de los hijos hasta el ‘reencuentro’ con la pareja después de tantos años enfocados en criar a los hijos y sacarlos adelante. En general, hay ganas de crecer y ser feliz, de estar a gusto con uno mismo y de ir atajando, solucionando los problemas del día a día: “vivo consciente de que elijo esto, de que yo lo he decidido, y ¡adelante!”.

¿MUCHA SOLEDAD EN COMPAÑÍA?

Mucha Nos falta gente con la que poder compartir, escuchar desde la empatía al nivel más afectivo y sentimental. Estamos solos afectivamente hablando. No hay una comunicación verdadera, íntima, no hay una comunicación del sentimiento. Asimismo tenemos la sensación de que falta comunicación a las parejas: parece no existir ni a nivel sexual ni afectivo. Por no hablar de personas con ciertas enfermedades mentales o trastornos de personalidad que hacen que quienes

las padecen se vean rechazados, aislados. Faltan apoyos sociales, familiares y amicales.

Muchas depresiones no deberían medicarse, sino tratarse con terapia, con entrevistas con psicólogos. Algunas sí son por una cuestión genética, pero muchas otras no. La solución no es tomar una pastilla; si se muere algún familiar o amigo, es lógico estar triste. Todos tenemos nuestros propios recursos para ir saliendo adelante. Se está medicando innecesariamente a las personas. 

¿CÓMO DESARROLLAN LA TERAPIA DE PAREJA? Trabajamos las dos con la pareja y tras atenderla, nos reunimos y definimos por dónde vamos a intervenir. Y á, en algún momento, algún miembro de la pareja necesita una atención individualizada la que más feeling, empatia tiene se reúne con esa persona a solas. Es muy común que aparezcan crisis a los meses de casarse; cada uno tiene su propia historia que va interfiriendo en la relación de pareja: se trabaja para que la pareja funcione mejor y  

vaya encajando. Canevaro dice que cada uno de nosotros viene con carencias familiares que se desarrollan en la pareja, cuando cada miembro debería trabajarías y resolverlas individualmente. Muchas veces queremos que la pareja supla una carencia nuestra cuando quizá no le corresponda; pueden interferir problemas no resueltos en la niñez o adolescencia, entre otros; “esto es tuyo y no tiene que ver con tu pareja”, con lo que se trabaja separadamente. Tras el verano al jubilarse, se dan muchas separaciones y crisis en las parejas, porque sencillamente se pasa más tiempo junto de repente y no estamos acostumbrados.

¿Y LA TERAPIA INDIVIDUAL?

Lo más importante, desde nuestro punto de vista, es que cada persona crea en sus propios recursos. Quizá a un paciente en su casa se le haya dicho siempre que era un inútil y que no valía para nada; nuestro trabajo en terapia consiste en hacerle ver su valor, y que crea y use sus propios recursos.

COMO ESPECIALISTAS, HAN LLEGADO A DETECTAR QUE CIERTOS PROBLEMAS MENTALES QUE PADECEN LOS HIJOS PUEDEN DEBERSE A UN INTENTO INCONSCIENTE DE MANTENER UNIDOS A LOS PADRES.

En no pocos casos, los adolescentes desarrollan inconscientemente problemas mentales o conductuales con el fin de mantener unidos a sus padres; padecen desde depresiones a esquizofrenias, problemas de delincuencia, violencia en el colegio... El 30% de los trastornos mentales son por herencia genética, mientras que el 70% tienen que ver con nuestra experiencia vital, especialmente con lo que hemos vivido en nuestra familia.

Cambios de hábitos como el abuso de sustancias, alcohol, bulimia, promiscuidad, etc. vienen por problemas no expresados que ‘nos tragamos’, que escondemos, a los que no nos enfrentamos.

¿QUÉ PREOCUPACIONES COMUNES LES FORMULAN, LES EXPRESAN SUS PACIENTES?

"Soy una persona dependiente afectivamente y quiero tener mi propia estabilidad”, por ejemplo. Llegar a darse cuenta de esa realidad ya es un gran paso; no quiere ser tan sensible ante las críticas de los demás, sino tener autoestima, valorarse, quererse. También nos transmiten el “miedo a volverse loco”, cuando en plena crisis personal no se ve la salida. Son reacciones y pensamientos perfectamente normales.

Y A VECES, A PESAR DE ‘TENERLO TODO’, SENTIMOS UN VACÍO, UN DESASOSIEGO CALLADO... Aparentemente puedes tenerlo todo, pero falta o sobra algo. Igual ese vacío supone abandonar nuestra vida en la dudad, salirse de la senda que nos han trazado y dejar de lado la educación que nos han dado, para ir a la selva llena de bichos y sentimos allí plenos porque ese es nuestro deseo. No tenemos por qué llevar una vida de hipoteca, somos nosotros los que la elegimos. No tenemos que culpabilizamos de lo que hacemos, sentimos o pensamos, sino pensar que nosotros somos nuestro propio agente de cambio. La vida es elección, como apuntaba Viktor Frankl. En su novela “El hombre en busca de sentido", queda patente que incluso en los peores momentos se puede elegir; en el campo de concentración donde estaba, todas las mañanas elegía entre sobrevivir como pudiera o enfrentarse a los soldados exponiéndose a crueles castigos. Da mucha tranquilidad saber que siempre soy libre a pesar de las circunstancias por graves, oprimentes y denigrantes que sean; a pesar de todo, siempre tenemos un pequeño margen de maniobra.

USTEDES, PROFESIONALES DE LA PSICOLOGÍA CON UNA DILATADA CARRERA, CON MIL EXPERIENCIAS VITALES PERSONALES, TAMBIÉN SE ENCUENTRAN INMERSAS EN PLENO PROCESO DE CRECIMIENTO...

Y no dudamos en acudir a un tercero para que nos eche una mano. Quizá trabajar un caso nos supone un esfuerzo a nivel emocioonal y profesional porque toca nuestras heridas, hace revivir sucesos propios, y nos puede ayudar a descubrir técnicas para trabajar mejor la terapia. También somos personas y aprendemos; trabajar con la afectividad es delicado, pero al ser dos profesionales en consulta comparamos y aportamos ideas. Todo profesional que se dedique a lo social debería tener un supervisor que, a nivel personal, le sirva de contenedor y, a nivel profesional, de guía; la figura del sanador herido es una buena metáfora del profesional que es consciente de que necesita cuidarse y lo hace.



DEDICAN TAMBIÉN UNA ESPECIAL ATENCIÓN A LA COMUNIDAD INMIGRANTE. USTED, CAROLINA, COMO SALVADOREÑA, ¿QUÉ PUEDE DECIR?

Hablamos del duelo de la inmigración.

Se ve mucho el problema del desarraigo, al estar lejos de familia, amigos y país; siendo al final extranjero en ambos sitios. A mí como salvadoreña me pasa. Yo pude homologar mis estudios, pero muchas personas no lo consiguen. De repente, el rol, estatus y clase social cambia; si en tu país eras “Don Pablo” o “Licenciado Ramírez”, aquí de repente eres uno más. O el caso de los exiliados, que han huido sin ni siquiera poder recoger sus pertenencias, porque si no les mataban; aunque sean objetos de poco valor el tenerlos contigo te conecta con tus raíces. Este síndrome de Ulises se puede ir agravando y hacerse crónico, o superarse sin problema.

Si estás aquí de ilegal, o tienes un trabajo y envías dinero a tus familiares diciéndoles que trabajas en una oficina o panadería cuando la realidad es bien distinta, de ahí vienen problemas psicológicos y físicos, se va somatizando la situación. Eso de no existir legalmente es demoledor, más en el caso de niños de padres ilegales: viven el temor de que deporten a sus familiares, y pueden sufrir ataques de pánico, problemas conductuales (quizá tampoco sepan el idioma)...

PARA TERMINAR, HABLEMOS DE LA VUELTA AL TRABAJO, UN MOMENTO DE ALEGRÍA PARA ALGUNOS Y DE AGOBIO PARA OTROS...

Hay que pensar en lo mucho que se ha disfrutado y que continuamos con el ciclo normal del año. La adaptación se da tanto antes de empezar las vacaciones como a la vuelta al trabajo. Quizá ese síndrome post-vacacional no tenga nada que ver con las vacaciones sino con que el trabajo o la vida que llevamos no nos satisface. No estar a gusto en el trabajo y tener que volver por obligación, porque tienes una hipoteca, tienes que mantener a tu familia, etc. resulta muy duro. Nuestros consejos son volver a la rutina poco a poco, no dejar nuestros hobbies de lado, y buscar momentos y espacios para uno mismo, todo ello con optimismo; y si el trabajo o nuestra forma de vida no nos satisface, buscar otras vías, desde luego.






Todos tenemos recursos propios para sanarnos.
Cómo tener un cerebro fuerte y sano a través de la neuróbica.
Cómo tener un cerebro fuerte y sano a través de la neuróbica.
Arrepentimiento Vs Reflexión.
La línea divisoria entre el bebedor social y el alcohólico. Cuetionario CAGE
Ambiente Familiar y Cociente Intelectual de los Niños

YO SOLA
Génesis y su historia
el mago de la cara de vidrio
economia de los indios
Anàlisis de Obras de la Literatura Venezolana
la batalla de Carabobo

ola ke ase
Insurrección Chirinos
arte colonial
lo mundo play
perdidA
Raíces de Pueblo por José Antonio Zambrano
Cuentos de Cástulo Riera
Cástulo Riera. Cuenta Cuentos.
Religión
La Muerte del Caudillo Juan Vicente Gómez
El Final de Juan Vicente Gómez.
XX Certamen de Relato Breve Lapurbide Ansoain, Navarra, España 2008
Las "Revoluciones" en Venezuela.
La orden de la merced por Tierras de Venezuela
Influencia de la escama (Aspidiotus destrutor) (Signoret) sobre el desarrollo y la producción de las plantas de cocotero en el Estado Falcón , Venez
Literatura
Psicología
Moda
Los Sucesos del 19 de Abril de 1810 en Venezuela. Por José de Jesús Cordero Ceballos.
Artículos de Historia de Venezuela
La Autoestima
Turismo
Poítica
Curiosidades
Teoría y Praxis en Andragogía.
Proceso Histórico Venezolano
Hogar
Estudios Soiales
Ecología
Negocios
Romance
Farándula Venezolana
Salud
Música