InicioCrear libroAgregar capítulo

Sucesos de Caracas el 19 de abril de 1810



La invasión de Napoleón a España dio lugar a que el pueblo español organizara juntas defensoras de los derechos del rey. Finalmente se creó en Sevilla, con la participación real, el Consejo de Regencia. Esta nueva situación peninsular, a la cual ya nos hemos referido en párrafos anteriores, otorgó a los revolucionarios americanos la gran oportunidad de adelantar, solapadamente, un movimiento independentista. En nuestro continente también se crearon juntas defensoras del rey. La de Caracas, provincia donde gobernaba el Capitán General Vicente Emparan, se conoce históricamente con el nombre de Junta Defensora de los Derechos de Femando VII.

El 19 de abril de 1810 era Jueves Santo y en conse-cuencia se habían programados una serie de actos religiosos que tendrían lugar en la Catedral de Caracas. El Ayuntamiento caraqueño funcionaba en lo que conocemos como Casa Amarilla, por años sede principal de nuestro Ministerio de Relaciones Exteriores, situado frente a lo que durante la colonia fue la Plaza Mayor, hoy Plaza Bolívar. Un grupo de los comprometidos en el movimiento que se es

taba gestando decidió invitar a Emparan a una sesión extraordinaria en el Cabildo. El Capitán General les respondió que asistiría a dicho acto, después de las ceremonias religiosas. Cuando se dirigía a la Catedral fue tomado de un brazo por el joven Francisco Salías, conjurado en el movimiento, quien, junto con otros de sus compañeros de ideas, lo hizo regresar al Cabildo. En vista de la nueva y difícil situación, Emparan se acercó al balcón del salón de reuniones y preguntó al pueblo que se había concentrado en la plaza, si estaba contento con su mando. El cura José Cortés de Madariaga, chileno revolucionario, quien deliberadamente se colocó detrás del Capitán General, le dijo al pueblo, con una señal, que respondiera que no. Todos entendieron y acogieron la indicación del sacerdote. El Capitán General no tuvo otro recurso, ante la negativa popular, que responder: «entonces, yo tampoco quiero mando.* Al poco tiempo se ausentó del país.

El vacío de poder creado por la ausencia del Capitán General, llevó a los revolucionarios a nombrar nuevos representantes del pueblo. Fueron estos los siguientes: el canónigo José Cortés de Madariaga, Francisco José Rivas, José Félix Sosa y Juan Germán Roscio. De inmediato informaron a la comunidad sobre lo ocurrido, no sin antes justificar la determinación que habían tomado. Poco después de estos hechos se creó la Junta Suprema de Caracas Defensora de los Derechos de Fernando VII. El nuevo gobierno se dirigió a todos los ayuntamientos de América, con la recomendación de que se sumaran a la formación de una confederación americana-española defensora del rey, y comenzó a legislar acerca de diferentes aspectos inherentes a la vida económica y social del país. La casi totalidad de las provincias de la Capitanía General de Venezuela siguieron el ejemplo caraqueño. Cada una creó su propia Junta Suprema, salvo Maracaibo y Coro. La Junta de Caracas, con el propósito de someter a estas dos provincias que se negaron a unirse al movimiento revolucionario, organizó un ejército bajo el mando del Marqués del Toro, quien por falta de experiencia en el campo de la guerra fue derrotado al inicio de sus acciones bélicas. Otra de las acciones de la Junta Suprema de Caracas fue la de enviar agentes diplomáticos al exterior, con la finalidad de conseguir apoyo a sus bien solapados propósitos independentistas. A Londres fueron enviados Simón Bolívar, Luis López Méndez y Andrés Bello. Esta es la primera misión diplomática que registra la historia hispanoamericana. Lamentablemente, las conversaciones de los enviados con las autoridades británicas no dieron el resultado que se esperaba. Apenas se logró un tímido apoyo moral a la causa revolucionaria. En todo caso, los tres representantes venezolanos lograron ponerse en contacto con Francisco de Miranda, residenciado en la capital británica, hombre ya consagrado en el mundo por su lucha en pro de la libertad. Bolívar lo convenció de regresar a América, para que asumiera el mando de la Revolución. A los Estados Unidos viajaron Telésforo Orea, Juan Vicente Bolívar y Rafael Revenga, quienes en Washington fueron recibidos por las más altas au-toridades de dicho país, las cuales acreditaron de inmediato, en La Guaira, un agente comercial. A las islas de Curazao y a Jamaica fueron enviados Mariano Montilla y Vicente Salías. Con estas tres misiones se iniciaron, como ya lo señalamos, las relaciones diplomáticas no sólo de Venezuela sino también de toda Latinoamérica.




Introducción: Los Sucesos del 19 de Abril de 1810 en Venezuela.
Influencias exteriores en el Movimiento del 19 de abril de 1810 en Venezuela
Intentonas independentistas venezolanas antes de 1810. Introducción
Movimiento de Manuel Gual y José María España, 1797:
Expediciones de Francisco de Miranda, 1806:
Sucesos de Caracas el 19 de abril de 1810
Miranda en Caracas y el inicio de la guerra independentista
La Campaña Admirable de Simón Bolívar
Hechos importantes derivados de los sucesos del 19 de abril de 1810
Los Sucesos del 19 de Abril de 1810 en Venezuela. Conclusiones.

Anàlisis de Obras de la Literatura Venezolana
la batalla de Carabobo

ola ke ase
Insurrección Chirinos
arte colonial
lo mundo play
perdidA
Raíces de Pueblo por José Antonio Zambrano
Cuentos de Cástulo Riera
Cástulo Riera. Cuenta Cuentos.
Religión
La Muerte del Caudillo Juan Vicente Gómez
El Final de Juan Vicente Gómez.
XX Certamen de Relato Breve Lapurbide Ansoain, Navarra, España 2008
Las "Revoluciones" en Venezuela.
La orden de la merced por Tierras de Venezuela
Influencia de la escama (Aspidiotus destrutor) (Signoret) sobre el desarrollo y la producción de las plantas de cocotero en el Estado Falcón , Venez
Literatura
Psicología
Moda
Los Sucesos del 19 de Abril de 1810 en Venezuela. Por José de Jesús Cordero Ceballos.
Artículos de Historia de Venezuela
La Autoestima
Turismo
Poítica
Curiosidades
Teoría y Praxis en Andragogía.
Proceso Histórico Venezolano
Hogar
Estudios Soiales
Ecología
Negocios
Romance
Farándula Venezolana
Salud
Música