InicioCrear libroAgregar capítulo

Soledad Bravo en la Universidad de Carabobo

Fuente; Tiepo Uniersitario 20 de arzo de 2000







El sino de la fama marcó desde siempre la vida de Soledad Bravo.

El primer vaticinio lo hizo su abuela paterna, Soledad Jiménez -de quien heredara el nombre. Tú serás célebre", sentenció en una ocasión al terminar la copla que interpretaba y en la cual la pequeña Soledad le había acompañado con su piano imaginario, como era Costumbre cada tarde en el balcón del apartamento de Logroño, La Rioja, España, población española donde había nacido en 1943. La anécdota la recuerda su padre Don Femando Bravo Jiménez, pues cuenta que Soledad, que apenas alcanzaba cinco años, no se sabe si por el tono de la aseveración o, sencillamente, porque no conocía la palabra, regresó a casa llorando pues el vaticinio le había parecido terrible.

En la memoria de su madre permanece el recuerdo de la que considera la primera actuación pública de Soledad, a los siete años. Encaramada en la cubierta del carguero que habían abordado desde el puerto de Bilbao rumbo a Venezuela, en un arranque de espontaneidad, Soledad sorprendió al resto de los emigrantes y a la marinería, cantándole los viejos romances que le habían enseñado sus abuelas Soledad y Joaquina. El capitán del barco, admirado por su osadía y la belleza de su canto, no pudo menos que augurarle una exitosa carrera artística.

Ambos augurios habrían de cumplirse finalizando los años 60, cuando Soledad fue descubierta polla periodista venezolana Sofía Imber, quien al escucharla cantal" en la UCV en las actividades artísticas del grupo de teatro de la Facultad de Arquitectura, la invita a participar diariamente y durante un año en su programa televisivo "Buenos Días". El resto ya es historia conocida.

En el año 1968 graba su primer disco, "Soledad Bravo Canta", dedicado al cancionero español musi- calizado por García Lorca, obteniendo un rotundo éxito. A partir de entonces los poetas de España y América, el folclor venezolano y latinoamericano, la canción caribeña y continental nutren su repertorio y grabaciones.

Luego de casi tres décadas de vida artística, Soledad ha recorrido los más importantes escenarios de Europa y América; y compartido actuaciones con grandes compositores e intérpretes de la canción popular contemporánea, como Chico Buarque, Willie Colón, Gilberto Gil, Pablo Milanés, Ray Bárrelo, Joaquín Sabina, Fito Páez, Millón Nascimenlo, Paquito D' Rivera, Oscar D' León, Ricardo Monlaner, Rubén Blades, Silvio Rodríguez, Cheo Feliciano, Armando Manzanero, por citar algunos.

Hasta hoy ha editado un total de venticuatro discos, publicados en varios países de América Latina y Europa. Entre sus grabaciones más exitosas destacan "Cantos Sefardíes" y el bello álbum que realizara junto al gran poeta español Rafael Alberli, que le mereció el Grand Prix du Disque de la Academia Francesa del Disco Charles Cros. Igualmente, los dos discos dedicados al riquísimo folclor venezolano, "Cantos de Venezuela" (1975) y "La Flor del Cacao" (1979), seleccionados por la División de Música de la OEA, en el año 1980, para representar a Venezuela en su colección anlológica.



De vuelta al camerino, Soledad accedió a compartir con los periodistas algunos minutos antes de partir. La entrevista que reseñaré en las próximas líneas es, salvando las distancias, una suerte de "cadáver exquisito" -forma de creación poética del surrealismo de las primeras décadas del siglo 20, que involucraba a dos o más poetas- pues es el producto de una conversación sostenida con Soledad Bravo por el periodista Vicente Gramcko y quien suscribe.

Luego de esperar durante algunos minutos, su productor nos hace pasar al camerino. Aura Marina Ríos nos acompaña. Soledad aún suda copiosamente, se ha recogido el cabello. A pesar del cansancio -llegó a Valencia procedente de una sesión de grabación para su nuevo disco- nos recibe con una gran sonrisa y toda esa vitalidad que le caracteriza. Entre fotógrafos y fans apenas cabemos en el reducido espacio. Vicente rompe el hielo.

¿Soledad, en qué etapa de tu carrera estás?

La pregunta la toma por sorpresa. Se agita en el asiento, ríe de buena gana, finalmente responde.

-¡Uff! Imagínate! Será en la última.

Reímos todos con esta "humorada" de la artista.

¿Habrá cambios en la Soledad del nuevo milenio?

-Yo pienso que los cambios uno siempre los hace estando muy joven, porque esa es la época de la gran búsqueda. De querer cambiar los esquemas, pero no los de los demás, sino los de uno. Pero bueno, quien quita que salga con una sorpresa, con un domingo siete de los que me gusta hacer de vez en cuando.

¿Y en la canción latinoamericana?

-Evidentemente, con toda la tecnología, con todo lo que ha significado la industria discografica, del cine, de la computación, la globalización, la música ha cambiado mucho en las últimas décadas. Al punto que puede notarse una evolución constante. Pero siempre quedamos unos como más rezagaditos - señala sonriendo con cierta picardía.

-Yo no me veo -prosigue- haciendo cosas tecno ni nada por el estilo, porque no va con mi malera de ser. A las primeras, porque es una cuestión de gusto musical, de edad. La música que me gusta hacer es un poco más reflexiva. Aunque sea alegre, tiene letra, contenido.

A propósito -le increpo-, dentro de todos los estilos que la versatilidad de su voz le ha permitido interpretar, ¿con cuál se siente más identificada?

-Con la música misma -responde, sin pensarlo dos veces.

Al interrógale sobre los nuevos proyectos para este año 2000, nos responde que pronto saldrá al mercado un nuevo disco, para el cual grabó tres temas a dúo con el cantautor cubano Pablo Milanés, en noviembre del pasado año. Señala que habrá cosas muy interesantes en ese disco, que habrá otros duetos, pero se niega a revelar los nombres de los otros artistas. Comenta también que pronto se dará a conocer una canción dedicada a los damnificados, que grabara recientemente con destacados artistas nacionales.

-Es una canción muy hermosa que hicimos junto a Yordano, Franco De Vita, Ricardo Montaner, Simón Díaz, El Puma, Servando y Florentino; sólo falta que flan le ponga la voz.

¿Hablando de Yordano, lian, qué opinión te merece el trabajo de nuestros cantores urbanos?

-Para comenzar a mí no me gustan -señala tajante pero sin perder el buen humor- los calificativos de urbano, campesino, campuruzo; la buena música es una sola. Pienso que ellos han hecho su aporte a la música venezolana con su musicalidad, su talento y sus letras que han acompañado a una nueva generación.

Gramcko le aborda de nuevo.

¿Entre Serrát y Willie Colón?

-Oye, pues mira, Serrat es el poeta de todos nosotros los latinoamericanos y los de habla hispana, porque ha sabido expresar la niñez, la juventud, la época madura. El ser padre, madre, el amor en toda su extensión. La respuesta es que me quedo con los dos. Porque Willie, en su manera de actuar, nos ha hecho disfrutar muchísimo a todos los latinoamericanos y del Caribe. Me quedo con los dos. Uno pa'guapachá y otro para reflexionar.

Durante el concierto, y a propósito de la puesta en libertad de Pinochet, Ud. recitó un poema que Rafael Alberti dedicara a Neruda. ¿Cuáles son sus poemas y poetas preferidos?

-Muchos, muchos. Yo, desde muy niña, leí mucha poesía. La poesía española me ha marcado profundamente. Desde los romances del romancero judeo-español hasta nuestros días, pasando por todos los poetas de la generación del 27 y los anteriores. Es que la poesía nuestra tiene muchas vidas, ¿no?

¿Qué opinas de la situación del país?

-Yo siento que estamos pasando por un momento muy difícil de nuestra historia, pero como yo soy una mujer que tiene esperanzas, a pesar de que a veces me deprimo mucho cuando veo todas las cosas que pasan, pienso que el país va a mejorar; no sé si en un futuro muy cercano, porque la verdad es que la crisis que estamos atravesando es, desde todo punto de vista, moral, política, económica. Es decir, yo no veo cómo eso se pueda cambiar prontamente. Pienso que eso necesita de un proceso largo para que pueda operarse un cambio, y yo espero verlo.

¿Y dentro de ese panorama cómo percibes a la Universidad?, aprovecho para preguntarle.

- A pesar de todas las dificultades, la universidad sigue siendo una casa grandísima, una madre que cría muchos hijos que van creciendo, se van casando, van entrando otros con diferentes maneras de pensar. Yo pienso que en estos últimos treinta años la universidad ha cambiado mucho, ha pasado por muchas etapas.



Qué desea Soledad para la universidad vene-zolana del nuevo siglo?

Deseo que tenga un nivel de excelencia, cosa

que no tí ono en es lo momento. Que tenga un buen presupuesto, seguridad dentro de su recinto y que los estudiantes la respeten, que la amen como yo la amé en mi momento.

Luego de más de treinta años de vida artística, ¿cuál es ese proyecto que Soledad aún anhela re-alizar?

Se queda pensativa durante algunos minutos. Responde como quien piensa en voz alta.

-Seguir cantando de todo. Eso es lo que más me llena, por lo tanto es lo que más an-helo. A corto pla-zo, espero que este año ha-gamos un bello espec-táculo en el Teatro Teresa Carreño.

Escucharla cantar es pasearse por la obra de nue-stros más queridos poetas y cantautores. Voy a men-cionarle una pequeña lista de nombres para que, en una frase, Ud. me diga lo que significan en su vida Comencemos con...

Rafael Alberti

-El último poeta, que acaba de dejamos, de la lengua española. Gran poeta, gran marinero, gran verbo.Una lástima que se haya ido.

Silvio Rodríguez

-Lo que yo tenía que decir, en el momento que lo tenía que decir.

Pablo Milanés

-Lo mismo.



Alí Primera

-Un compañero de lucha.

Donato Poveda

-Una segunda generación de la trova Muy talen

toso.

Chico Buarque

-El compositor que más he admirado en lo que ha sido la madurez de mi carrera. Un extraordinario poeta y escritor del Brasil contemporáneo,



Simón Díaz

-Tú haces así -y señala a su pie con un ademán de

¡ quien pisa algo- y sale mastranto. Él es algo muy profundo de alma del venezolano. Yo pienso que todos s los artistas tienen sus detractores y la gente que los a ama; pero cuando tú dices Simón Díaz, hay unanimidad en el reconocimiento y el amor,



Para finalizar, ¿qué le ha parecido el Teatro

"Dr. Alfredo Celis Pérez"?

-Es muy bonito. Es la primera vez que canto aquí y me sentí muy cómoda, muy feliz. Así que ya tú sabes, "por ser la primera vez/ que en esta casa yo

s- canto/ gloria al Padre/ gloria al Hijo y gloria al

n- Espíritu Santo".






Cuando Michael Jackson vino a Venezuela por primera vez.
Ilan Chester nos habla sobre su enuentro on Queen en el Poliedro de Caracas-
La Muerte Increible de Facundo Cabral.
Entrevista a Alberto Sleyzinger
Soledad Bravo en la Universidad de Carabobo
Entrevista a la agrupación musial venezolana Los Mesoneros
La Revista Elite critica a la industria discográfica y la radio de mediados de los años 1980 en Venezuela.

Anàlisis de Obras de la Literatura Venezolana
la batalla de Carabobo

ola ke ase
Insurrección Chirinos
arte colonial
lo mundo play
perdidA
Raíces de Pueblo por José Antonio Zambrano
Cuentos de Cástulo Riera
Cástulo Riera. Cuenta Cuentos.
Religión
La Muerte del Caudillo Juan Vicente Gómez
El Final de Juan Vicente Gómez.
XX Certamen de Relato Breve Lapurbide Ansoain, Navarra, España 2008
Las "Revoluciones" en Venezuela.
La orden de la merced por Tierras de Venezuela
Influencia de la escama (Aspidiotus destrutor) (Signoret) sobre el desarrollo y la producción de las plantas de cocotero en el Estado Falcón , Venez
Literatura
Psicología
Moda
Los Sucesos del 19 de Abril de 1810 en Venezuela. Por José de Jesús Cordero Ceballos.
Artículos de Historia de Venezuela
La Autoestima
Turismo
Poítica
Curiosidades
Teoría y Praxis en Andragogía.
Proceso Histórico Venezolano
Hogar
Estudios Soiales
Ecología
Negocios
Romance
Farándula Venezolana
Salud
Música