InicioCrear libroAgregar capítulo

Recopilación Histórica. Tocuyo de la Costa

RECOPILACIÓN HISTÓRICA

“NUESTRA HISTORIA”



La historia clásica de Venezuela narra que durante la conquista existían vías y caminos que unían “ciudades” y aldeas aborígenes entre sí. Abunda este tipo de información disfrazada en las diferentes batallas y escaramuzas con los Caracas, los Cumanagotos, Caquetíos, Jiraharas, etc. Aun durante el descubrimiento, los expedicionarios cuentan que después de desembarcar, seguían caminos bien definidos a través de los bosques y sabanas que conducían a los sitios poblados.



No debe extrañarnos que en toda la América este hecho haya facilitado la conquista de nuestro territorio y las denominadas fundaciones de ciudades significaban nada más que la reedificación de caseríos en las aldeas destruidas o ampliación de los pueblos ya existentes. Coro es un ejemplo de ello. Las verdaderas fundaciones tienen que haber sido muy pocas. Después de contactado un grupo autóctono, los aborígenes eran usados como guías hacia otras aldeas. Esto implica que existían verdaderas redes de comunicación entre los caseríos muy pequeños, las aldeas grandes y las verdaderas ciudades, que podían ejercer la hegemonía económica de la zona. No es de extrañar la existencia de vías de comunicación entre estos centros de dominio y otros muy alejados. De alguna manera las leyendas contadas a los españoles sobre ciudades muy ricas y grandes, eran verdades modificadas, recuerdos de ilustres viajeros. Todavía se pueden conseguir reseñas y vestigios de las vías de comunicación que existieron entre Los Andes y el Orinoco, el Zulia, Coro, Caracas y Oriente; igualmente con el Imperio Inca y Chibcha.



En Venezuela no existe hasta ahora información sobre ciudades antiguas de grandes edificaciones. Las agrupaciones aborígenes venezolanas poseían costumbres y formas de organización social propias, características. Una cultura milenaria, soporte de muchas generaciones que durante siglos y siglos daba prioridad al vivir apacible con la naturaleza, en oposición al desarrollismo de implementos y métodos deformantes del medio. Las costumbres generales de los nativos sobre alimentación, manualidades, vestidos, adornos, viviendas, medicinas, etc., está enmarañada en nuestros libros de historia. La grandeza de esa cultura se ha tratado de aminorar, de despreciar, de ocultar por la esencia propia del vencedor, respecto a los vencidos.



Los alimentos utilizados por los aborígenes, eran muy variados: Frutas, hortalizas, carnes, etc. Los invasores los utilizaron incluyendo los métodos de producción y cultivo y los hicieron suyos. Y cada alimento pasó por medio de la “historia” a ser español y no indio. NO se enseña en las escuelas que la mayoría de nuestros alimentos fueron “domesticados” por los aborígenes, que muchos de nuestros pueblos y ciudades llevan sus nombres Ó que mil palabras del hablar diario son indias.



La idea del indio desnudo, con guayuco, desprovisto de una indumentaria, ayuda a la minusvalía del aborigen, aunque parece ser que la vestimenta no representaba un aspecto de mucha importancia para nuestros ancestros; algunos historiadores dejan entrever que sí poseían variedades de vestidura: Hamacas, esteras, mantas, adornos, tejidos de colores vivos, vestidos cortos, largos, guayucos, trajes de gala, trajes de guerra. El algodón y otras fibras vegetales, que unidas a métodos de fabricación bien definidos aseguraban la producción. Parece ser que hasta existían “máquinas” para estas labores.



La alfarería, las flechas, las macanas, los venenos, etc., eran los elementos necesarios para la subsistencia y la defensa. Las “guerras” entre tribus debieron ser nuestras peleas callejeras (duras; nuestras). La medicina aborigen fue adoptada casi en su totalidad por los invasores, ya que para esa época el conocimiento europeo en esa rama era comparable o inferior al americano. La vivienda a lo largo del país estaba constituida en forma general por los palafitos en el lago de Maracaibo, las churuatas en Guayana y el techo de paja y las paredes de bahareque o piedra en el resto de las regiones. Los centros poblados debieron tener sus construcciones típicas, formas de agrupación de las casas, construcción o determinación de “sitios públicos”.



En el estado Falcón las agrupaciones aborígenes más conocidas fueron: Los Caquetíos, Jiraharas, Curianas, Ajaguas, Gayones, Coyones, Cuibas, Ayamaes, Chipchas (1,3,4). Me permito agregar los Tucuyu, Tucuaca, Chiriviches, Paraguachones y los Mapubares, de la costa oriental del actual estado Falcón, poco menos conocidos. Como se puede apreciar, todo este territorio estaba altamente poblado. En pocos años, cientos de miles de aborígenes fueron exterminados. La espada, la esclavitud y las enfermedades contagiosas fueron los métodos de aniquilamiento del español. Sangre de niños, mujeres y hombres hasta los tobillos en las aldeas rebeldes, captura y venta como empresa muy rentable; contagio de enfermedades epidémicas (sarampión, viruela); debido a esto, los naturales sin defensa orgánica, perecían por grandes cantidades. Aldeas enteras desaparecieron bajo sus efectos. Manaure, cansado de tratados no cumplidos y llegando a conocer la naturaleza del español, huye con su gente hacia Guayana. Los naturales que se quedaron fueron repartidos en encomiendas junto con sus tierras.



La Iglesia con la espada en la mano inculcaba la religión. Los pueblos crecían alrededor de ella. A las tribus apartadas de las poblaciones mayores se les obligaba a tener misioneros y comenderos como gobernantes. Una de estas misiones, al parecer muy antigua, de la cual aún existen ruinas, visitadas en 1978, fue la misión de los indios “Mapubares” situada en el actual distrito Silva del estado Falcón. Cerca de esta misión existió también otra agrupación aborigen muy numerosa, ya que se conocen narraciones de un cementerio aborigen cerca del cruce del Tocuyo de la Costa. De este cementerio se han sacado varias tinajas de barro grandes con esqueletos humanos en su interior. Al visitarlo en 1976 pude constatar las excavaciones en el suelo. Los Mapubares y otros grupos de nombres desconocidos formaban quizás una misma nación que denominaremos “La Nación Mapubare”. Estos grupos aborígenes seguramente constituyeron los orígenes y las razones de la fundación de la actual población del Tocuyo de la Costa, anteriormente denominada San Miguel del Río Tocuyo. De las fuentes de información consultadas (1) se deduce que para 1773 el pueblo San Miguel de Río Tocuyo contaba con 1.389 habitantes, repartidos en 188 familias y 144 casas. Era la sexta población por número de habitantes del Vicariato de la ciudad de Coro. Coro en esa época contaba con 5.823 habitantes. En los documentos consultados no se da información alguna sobre Tucacas, Chichiriviche, San Juan de los Cayos. Según el Obispo Mariano Martí (2), el único registro de título realizado en San Miguel de Río Tocuyo es el de 1754 por Sebastián Moreno, pero según las referencias de Graciano Gasparini (2), página 58, el Tocuyo de la Costa (San Miguel de Río Tocuyo) es mucho mas viejo y si usted continúa leyendo el escrito de Ramón Rivero (pag. 87) aporta también información sobre este pueblo.




Introducción: Raíces de Pueblo. Tocuyo de la Costa
Prologo: Raíces de Pueblo. Tocuyo de la Costa
El Pueblo de Tocuyo de la Costa
Recopilación Histórica. Tocuyo de la Costa
Recopilación Histórica. Tocuyo de la Costa
Referencias históricas sobre San Miguel del Río Tocuyo.
Río del Tocuyo
Pueblo del Río del Tocuyo
MAPUBARES (De la Vicaría de Coro)
San Miguel del Río del Tocuyo ( De la Vicaría de Coro)
Renta de este Curato
Algunas Narraciones sobre la Posible Fundaciòn de Tocuyo de la Costa
Opiniones sobre la Historia de Tocuyo de la Costa
Villa de San Miguel del Río Tocuyo
Venta de la Sucesón de Vicente Judas González
Venta de Enrique Domínguez y Sebastiám Noguera
Venta de Manuel Jove
Reserva de Enrique Domínguez
El Robo de la Custodia en Tocuyo de la Costa
Compra y Venta de Esclavos en el Pueblo
Partidas de Nacimiento Antiguas de Tocuyo de la Costa
Jefes Civiles en Tocuyo de la Costa durante 1882
SIMÓN BOLÍVAR, Nuestro Libertador en Tocuyo de la Costa
Origen y significado del nombre Tocuyo
Régimen de Encomienda
Tocuyo de la Costa Pueblo de Doctrina y Pueblo de Misión
Una Aproximación a la Historia de Tocuyo de la Costa
Problemática Ecológica del Municipio Tocuyo de la Costa
Importante Aporte a este Libro por Parte de Ramón Rivero M.
Antecedentes Históricos de los Pueblos de la Costa Oriental del Estado Falcón
Indios Mapubares
Diciembre...Lluvias e Inundaciones en Chichiriviche, Falcón.
Resúmen sobre la relación de la cultura india y la fundación de Tocuyo de la Costa.
Sobre el Nacimiento de los pueblos de Venezuela y de América.

Anàlisis de Obras de la Literatura Venezolana
la batalla de Carabobo

ola ke ase
Insurrección Chirinos
arte colonial
lo mundo play
perdidA
Raíces de Pueblo por José Antonio Zambrano
Cuentos de Cástulo Riera
Cástulo Riera. Cuenta Cuentos.
Religión
La Muerte del Caudillo Juan Vicente Gómez
El Final de Juan Vicente Gómez.
XX Certamen de Relato Breve Lapurbide Ansoain, Navarra, España 2008
Las "Revoluciones" en Venezuela.
La orden de la merced por Tierras de Venezuela
Influencia de la escama (Aspidiotus destrutor) (Signoret) sobre el desarrollo y la producción de las plantas de cocotero en el Estado Falcón , Venez
Literatura
Psicología
Moda
Los Sucesos del 19 de Abril de 1810 en Venezuela. Por José de Jesús Cordero Ceballos.
Artículos de Historia de Venezuela
La Autoestima
Turismo
Poítica
Curiosidades
Teoría y Praxis en Andragogía.
Proceso Histórico Venezolano
Hogar
Estudios Soiales
Ecología
Negocios
Romance
Farándula Venezolana
Salud
Música