InicioCrear libroAgregar capítulo

Presentación del libro Cástulo Riera Cuenta Cuentos por la Licenciada Lisbeth Borregales

Presentación



Asumir este privilegio de escribir el prólogo del libro “Cuenta Cuentos” de don Cástulo, ha significado para mi un regalo que me ha dado la posibilidad de adentrarme en esas realidades desconocidas, y por eso lo he disfrutado en primera instancia como lectora que se deja arrullar por la voz que emerge del texto y viene a llenar esa añoranza que tenemos los que hemos nacido en una Venezuela donde se ha desdibujado la figura del abuelo que narraba a los más jóvenes, evocándole los tiempos pretéritos, cumpliendo con la mítica acción de enseñar, o quizás sea una forma, ahora lo intuyo, de salvar la vida del olvido.

Creo que esa es la imagen central que resumen para mi estas páginas al concebir a don Cástulo, como el abuelo tocuyano que ha dispuesto un tiempo para compartir con todo aquel que se disponga a llevar a cabo el divino y mielesísimo acto de leer, en donde hallará un cuenta cuento natural y silvestre que nos obsequia en su voz, su mayor riqueza: la experiencia de lo aprendido y que es capaz de hurgar el alma, donde habita el arte de lo sencillo, humilde y profundo que implica el oficio de tejer la vida.

En todos los cuentos de esta obra literaria, encontraremos en cada palabra la florescencia de este gran esfuerzo intelectual de don Cástulo, al hacer uso del habla americana, para dejar estampado este río humano que somos con olor a albahacas, a monte azulsoleado que delata la chicharra del mediodía.

De ahí este empeño didáctico de nombrar lo nuestro construyendo una red semántica, que tiene como uno de sus objetivos principales, el de servir de espejo para mirarnos a nosotros mismos.

Por consiguiente, el texto se abre como alternativa para buscarnos en la sapiencia y la cordura, de tal modo que surja la firme actitud de revisar nuestro ser y nuestro hacer; principios nobles que en un tiempo fueron la fortaleza que nos permitió resistir la fiereza de esta soleada tierra y que se refleja en el personaje del Dr. Romero, quien vence la malignidad a través de su contribución que brinda al poner al servicio de la comunidad, su conocimiento sobre la medicina y ayuda a aliviar el dolor que padecen sus enfermos, siendo esto un claro ejemplo de la entrega en la crónica “Creciente del río Tocuyo en 1938”.

Cabe destacar que en la primera parte del libro, la escritura se emparenta con autores latinoamericanos que experimentaron la urgencia de mostrar para comparar y hacernos ver la vorágine en la que nos estamos sumergiendo, como fue Nicanor Bollet Peraza, entre otros, quienes asumieron con ardiente empeño la tendencia literaria costumbrista con el propósito de retratar las menudencias cotidianas de la provincia o las maneras de ser de nuestros pueblos; dándole relevancia al hacer del hombre autóctono, de tal modo que nosotros los lectores podamos gozar, conocer y sobre todo reflexionar para valorar cómo hemos sido y encontrar las razones que nos posibiliten superar esta nostálgica incertidumbre que nos conmueve y atrofia la mas sana manera de existir en familia, en colectividad; conservando nuestros principios de responsabilidad, de honestidad, del compartir y de dar que se han extinguido como producto de una alienación que ha soslayado la convivencia respetuosa con que cada hombre se acercaba a su hermano, como se palpa en la historia “El Chivo de Felipe”. En tal sentido el texto se caracteriza por un anecdotario donde se destaca la narración “El Gofio”.

Asimismo, lo simbólico se convierte en una sustancia que aromatiza toda la lectura de donde brota el verde de esa risa jocosa, criolla y pícara que impregna a los cuentos de don Cástulo y en la cual las palabras alcanzan un poder de interpretación pletórica que abre una gama de significados que nos permite solazarnos de la monotonía, ascendiendo hacia la simiente de lo misterioso, lo fantástico y lo sensual como es el caso de los relatos: “Celoso”, “Cumpleaños”, “El Fondo”, “Constituyente” y “La Paella” dejándonos a merced de nuestra portentosa imaginación.

En la segunda parte de la obra se fusionan diversos tipos de narraciones breves que encierran una anécdota corta, cargada de una chispa que nos invita a seguir esa lectura sazonada con los aditamentos del juego, la chanza, el humor y la incógnita, que son producto de esas vivencias que ha acumulado don Cástulo en las noches de parranda y de velorios donde se conjugan todas estas magias y nos hacen pensar en los cuentos “En un mercado de Venezuela” y “El Herrero: Un tipo que está usando a una mujer ajena en el segundo piso. Tocan la puerta y éste se lanza por la ventana y cae...”.

De igual modo se presenta la temática de la tierra devastadora de sueños; selvática, caudalosa y sólida que se enfrenta en algunos momentos al hombre para recordarle su fuerza dada por las divinidades que parecieran haberse olvidado de la existencia humana; pero luego, renace el embrujo, vuelve la calma y el pescador continúa la faena rodeado de corocoras y togogos y va a los esteros a recoger el pródigo alimento que se extiende entre sus aguas así como en la historia “Los Pescadores” y “El Faroluo”.

Por último tenemos en la tercera parte la presencia de los chistes abigarrados de historias que nos remiten a lo desconocido, a la muerte y que se personifican en los espantos que el colectivo local ha ido recreando el significado del mal, que se revelaba en la oscuridad de esas noches largas donde a la manera de don Cástulo “se veían y se sentían muchas cosas raras”: “Recao de San Pedro”, “Cupo en el Cementerio”, “Dos Vecinos” y “La Llorona”.

Al final, la oralidad ha ganado un espacio compartido con la escritura que se moldea para dejar salir esos ecos de los diálogos que pueblan el alma de nuestro escritor: Cástulo Riera.



Lisbeth Borregales. Licenciada en Educación Mención Lengua y Literatura. Egresada de la Facultad de Educación de la Universidad de Carabobo.









Recomendación

Amigos lectores, cuando ustedes vayan a leer este libro, es recomendable usar anteojos, para leer mejor, descansar la vista y no abrir o pelar tanto los ojos, porque en algunos de los cuentos que se encuentran en este libro, puede haber confusión, pero los cuentos los escribo yo, de ustedes amigos lectores depende el sentido.

El autor hace estas recomendaciones para despejar dudas que puede haber en algunos cuentos, porque no hay palabra mal dicha, sino mal entendida y alguno de estos cuentos están con doble sentido...





El Autor








Cástulo Riera Cuenta Cuentos. Nota sobre esta publicación
Presentación del libro Cástulo Riera Cuenta Cuentos por la Licenciada Lisbeth Borregales
Introducción: Opiniones y Recuerdos sobre Tocuyo de la Costa
Costumbres de épocas pasadas en Tocuyo de la Costa.
Crecientes del Río Tocuyo en 1938
Algunas Costumbres Agrícolas de Tocuyo de la Costa en épocas pasadas
Costumbres Religiosas de Tocuyo de la Costa en épocas pasadas.
Conocer las costumbres pasadas. Importancia para las nuevas generaciones
Aparición de San Miguel Arcángel en Tocuyo de la Costa, Falcón, Venezuela
Cómo se hacían los Altares en Tocuyo de la Costa
Los Comercios en Tocuyo de la Costa, Falcón en épocas pasadas.
Posición geográfica de algunas partes de Tocuyo de la Costa para el año 1936
Posición de algunas calles de Tocuyo de la Costa para el año 1936
División del pueblo de Tocuyo de la Costa para el año 1938
Los antiguos puentes de Tocuyo de la Costa y sus descripciones
Agradecimientos
Agradecimientos: Cástulo Riera Cuenta Cuentos

economia de los indios
Anàlisis de Obras de la Literatura Venezolana
la batalla de Carabobo

ola ke ase
Insurrección Chirinos
arte colonial
lo mundo play
perdidA
Raíces de Pueblo por José Antonio Zambrano
Cuentos de Cástulo Riera
Cástulo Riera. Cuenta Cuentos.
Religión
La Muerte del Caudillo Juan Vicente Gómez
El Final de Juan Vicente Gómez.
XX Certamen de Relato Breve Lapurbide Ansoain, Navarra, España 2008
Las "Revoluciones" en Venezuela.
La orden de la merced por Tierras de Venezuela
Influencia de la escama (Aspidiotus destrutor) (Signoret) sobre el desarrollo y la producción de las plantas de cocotero en el Estado Falcón , Venez
Literatura
Psicología
Moda
Los Sucesos del 19 de Abril de 1810 en Venezuela. Por José de Jesús Cordero Ceballos.
Artículos de Historia de Venezuela
La Autoestima
Turismo
Poítica
Curiosidades
Teoría y Praxis en Andragogía.
Proceso Histórico Venezolano
Hogar
Estudios Soiales
Ecología
Negocios
Romance
Farándula Venezolana
Salud
Música