InicioCrear libroAgregar capítulo

Praxis Andragógica



En el proceso educativo del adulto el énfasis se hace en el aprendizaje y no en la enseñanza; el concepto de fracaso escolar, entendido al menos en el sentido de reprobación de exámenes, debe desaparecer; se cuestiona el aula como el principal centro difusor de información; y la autodidaxía propiciará la presencia de técnicas de aprendizaje que difundirán información al ritmo e interés del participante.

Aprender es modificar conductas indivi-duales, es decir que el participante manifiesta cambios actitud inales, fisiológicos y sociales. Pasa a ser, dentro de un modelo de aprendizaje, emisor-receptor—emisor en el que sus

reacciones pautan la efectividad del aprendizaje. Según esta concepción, el aspecto forma- tivo e informativo del aprendizaje no es unívoco sino biunfvoco y requiere estrategias y metodologías que respondan a este enfoque.

El método pedagógico en la educación de adultos no tiene sentido, pues como anteriormente se ha afirmado, el énfasis se hace en el aprendizaje y no en la enseñanza. Todo enfoque metodológico para orientar el aprendizaje del adulto debe, esencialmente, fundamentarse en el método científico y cualquier estrategia que al efecto se diseñe debe responder a criterios gnoseológicos.

La síntesis intelectual, afectiva y/o motora de la relación del individuo con el entorno es aprendizaje. Si atentamente se observa esta re-lación —individuo—entorno— se percibe un proceso comunicacional, biunfvoco, entre in-dividuo-entorno, entorno-individuo en el que este último es, a la vez, modificador y modificado.

Si el aprendizaje es A, individuo I, entorno E, el aprendizaje, como relación comunica- cional, se puede representar por medio de la siguiente fórmula

A = f (I, E)

en la que I representa seres racionales y E engloba la naturaleza y la cultura.

El hecho andragógico es dialógico y el acto de aprendizaje es la relación comunicacional entre el sujeto promotor y el sujeto receptor, quienes emplean un canal que vehicula formas sustitutivas de su entorno. Para Antonio Pas- quali “Los únicos entes capaces de suscitar tipos de comportamiento auténticamente comunicacionales y sociales, que no intercambio mecánico de información—estímulo, son los seres racionales depositarios de un con—saber y capacitados para la transmisión-recepción en los niveles sensorial e intelectual...” Es decir —prosigue Pasquali—el

hombre entendido como animal hablante y dialogante y, por eso, animal conviviente, Otro investigador, Gehard Maleztke, al referirse a la convivencia humana como un diálogo perenne, dice al respecto: “Bajo el concepto comunicación en un sentido más amplio debe entenderse el hecho fundamental de que los seres vivientes se hallan en unión con el mundo. Pero en general en el lenguaje científico se suele estrechar el concepto al hecho de que los seres vivientes se hallan en relación entre sí, de que pueden comunicarse, que son capaces de expresar el proceso y situaciones interiores, y dar a conocer a las otras criaturas las circunstancias, o también animarlas a un comportamiento específico...”

Sin embargo, la definición de aprendizaje antes señalada es únicamente comunicacional y sólo es válida para modelos antropológicos (pueden mediar canales artificiales de comunicación), esto es, modelos en cuyos extremos

haya sujetos pensantes y partícipes del mismo contexto cultural.

Si se equivalen los siguientes conceptos: sujeto promotor con los signos Sp, sujeto receptor con Sr, canal con M, O como la forma del objeto de información y X como referente (entorno), nos encontramos con la fórmula ideográfica de la técnica social de la información de Francesco Fattorello,

M

X) Sp Sr

O

FIGURA 4. Componentes del modelo comunica- cional de Francesco Fattorello.

la cual conviene tanto a la información contingente (periodística y publicitaria) como a la información no-contingente. Los dos términos principales del proceso comunicacional (Sp y Sr) interactúan en una relación bivalen-







FIGURA 5. En educación como en información la relación entre Sp y Sr es lo cual, en la

praxis, constituye un hecho dialógico.

Es decir que la relación entre los dos polos es dialógica. El sujeto receptor del proceso de información no—contingente, educativa en este caso, es un grupo calificado, homogéneo, cuya receptividad es lenta, gradual y racional, que responda a las prescripciones del currículum para Sr (participantes), mientras que el sujeto promotor (andragogo) vela por la presen

cia de la racionalidad y la objetividad en el proceso educativo.

El término O representa la forma que toma la información (formas sustitutivas del entorno): para el concepto—palabra, la lingüística; la cinésica, para la gestual; y para la imagen, la comunicación visual. M es el medio de relación entre el sujeto promotor y el sujeto receptor; es el soporte material a través del cual se vehicula la información. X es el referente (el entorno); indica lo que es objeto de la relación de información.

Si se comparan los componentes de la fórmula ideográfica de F. Fattorello con la figura de un triángulo equilátero, cuyos vértices representan las tres variables más resaltantes del espacio andragógico.

Fácilmente, de lo expuesto, se puede inferir una correspondencia entre los siguientes términos : 

FIGURA 6. Variables del espacio andragogico.

Sp = Andragogo

Sr = Adulto (participante)

M + O = Modelo didáctico

(X queda fuera del modelo comunicacional por ser el entorno de Sp y Sr, el cual ha sido codificado en O). Las variables del espacio andragógico: participante, andragogo y modelo didáctico se desarrollarán en capítulos posteriores).

En andragogía la relación humana es dialó-gica. Por esta razón, el modelo comunicacional es el más indicado —según nuestro

entender- para encuadrar la relación ca profesor—alumno, cuya síntesis ha de traducirse en nuevas experiencias para Sp Sr. Comunicarse es aprender.




Teoría y Praxis en Andragogía: Prólogo
Introducción: Teoría y Praxis en Andragogía.
Introducción: Teoría y Praxis en Andragogía.
Los requerimientos en Educación en Venezuela para finales de los años 1970 y principios de los 1980
La Educación Permanente
La Andragogía: Educación de Adultos. Concepto
Praxis Andragógica
Un perfil del participante Adulto en la Educación.
EL Perfil del Andragogo
Modelo Didáctico en Andragogía
Prospectiva de la Educaciòn Venezolana vista desde finales de los años 1970
Prospectiva de la Educaciòn Venezolana vista desde finales de los años 1970
Conclusiones . Teorìa y Praxis en Andragogìa.
Conclusiones . Teorìa y Praxis en Andragogìa.

economia de los indios
Anàlisis de Obras de la Literatura Venezolana
la batalla de Carabobo

ola ke ase
Insurrección Chirinos
arte colonial
lo mundo play
perdidA
Raíces de Pueblo por José Antonio Zambrano
Cuentos de Cástulo Riera
Cástulo Riera. Cuenta Cuentos.
Religión
La Muerte del Caudillo Juan Vicente Gómez
El Final de Juan Vicente Gómez.
XX Certamen de Relato Breve Lapurbide Ansoain, Navarra, España 2008
Las "Revoluciones" en Venezuela.
La orden de la merced por Tierras de Venezuela
Influencia de la escama (Aspidiotus destrutor) (Signoret) sobre el desarrollo y la producción de las plantas de cocotero en el Estado Falcón , Venez
Literatura
Psicología
Moda
Los Sucesos del 19 de Abril de 1810 en Venezuela. Por José de Jesús Cordero Ceballos.
Artículos de Historia de Venezuela
La Autoestima
Turismo
Poítica
Curiosidades
Teoría y Praxis en Andragogía.
Proceso Histórico Venezolano
Hogar
Estudios Soiales
Ecología
Negocios
Romance
Farándula Venezolana
Salud
Música