InicioCrear libroAgregar capítulo

Pedro y Juan

En aquella época la mayoría de la gente le tenían cierta desconfianza o cábala a los nombres de Pedro, porque decían que los Pedros eran astutos, estratégicos, vivos, y los Juanes eran bobos, aguantadores, conformes. Pero Pedro y Juan eran dos hermanos de padre y madre que siempre salían juntos a trabajar y lo que producían, la mayor parte era para Pedro, pero Juan era conforme. Pedro era mascador de tabaco, Juan no tenía vicios.



Pedro tenía una escopeta morocha, de ataque o de pistón y uno de los vecinos le dice: “Pedro, como usted tiene la escopeta, necesito su colaboración porque en mi conuco los venaos me están comiendo el frijol que ya está madurando. Pedro le dijo: “vecino, prepárese que yo le voy a decir a Juan y a buscar las provisiones para que vayamos los tres a cazar esos venaos.



Pedro le contó a Juan lo que le pasaba a su vecino con los venaos y que buscara la pólvora, plomos, fulminantes y que los metiera en el macuto y Pedro se puso a limpiar la escopeta. Por la tarde, Pedro, Juan y su vecino se fueron al conuco, y estaban asombrados porque había venados por todas partes y le dice Pedro a Juan: “Pásame acá el macuto para cargar la escopeta” y Juan se lo pasa. Pedro le pone la medía de pólvora a los dos cañones y le puso los fulminantes, pero cuando le va poner la medía de los plomos, se encuentra que no estaban porque Juan no los había metido.



Pedro, sin perder el tiempo, apurao esgrana seis vainas de frijol seco y los usa como municiones y dispara a uno de los venaos. Éste cae y Pedro se le va encima con la escopeta en la mano derecha y cuando estaba terminando de matar al venao, otro de los venaos iba hacia el monte huyendo y también le disparó, y antes de caer el venao al suelo, ya Pedro estaba sobre él, y cuando ya estaba acabando de matarlo, el venao brincó con él encima y tumbaron un tronco seco que había a un lado y salieron dos conejos, uno por el lado derecho y otro por el lado izquierdo, y Pedro le puso el pié derecho a un conejo y el pié izquierdo al otro conejo, pero después de terminar de matar al venao y a los dos conejos, ve al frente que va pasando otro venao, pero como la escopeta ya estaba descargada, Pedro, sin perder tiempo se metió la mano derecha a la boca y de uno de sus cachetes se sacó la mascá de tabaco y se la tiró al otro venao pegándosela en el pescuezo, y cuando el venao quiso caer, ya Pedro estaba sobre él. Después que lo mató, Pedro le dijo a su vecino: “Ve como los conejos también comen frijol y también son cacería”. Pedro, Juan y el vecino regresaron al pueblo y Pedro hizo la repartición de la cacería de la siguiente forma: Dos venaos para Pedro, uno para Juan y los dos conejos para el vecino.








La Voz del Enfermo
Amigos del Muerto
Tema de un Sueño
El Burro Frijolillo
Frijolillo en Apuros
Frijolillo Pájaro Bravo
Pedro y Juan
Pedro y Juan
El Saludo de Custodio
El Prefecto y el Sancocho
El Ojo de la Yuca
Recuerdo de mi bodega
El Chivo de Felipe
Serenata
Juegos de Muchachos

economia de los indios
Anàlisis de Obras de la Literatura Venezolana
la batalla de Carabobo

ola ke ase
Insurrección Chirinos
arte colonial
lo mundo play
perdidA
Raíces de Pueblo por José Antonio Zambrano
Cuentos de Cástulo Riera
Cástulo Riera. Cuenta Cuentos.
Religión
La Muerte del Caudillo Juan Vicente Gómez
El Final de Juan Vicente Gómez.
XX Certamen de Relato Breve Lapurbide Ansoain, Navarra, España 2008
Las "Revoluciones" en Venezuela.
La orden de la merced por Tierras de Venezuela
Influencia de la escama (Aspidiotus destrutor) (Signoret) sobre el desarrollo y la producción de las plantas de cocotero en el Estado Falcón , Venez
Literatura
Psicología
Moda
Los Sucesos del 19 de Abril de 1810 en Venezuela. Por José de Jesús Cordero Ceballos.
Artículos de Historia de Venezuela
La Autoestima
Turismo
Poítica
Curiosidades
Teoría y Praxis en Andragogía.
Proceso Histórico Venezolano
Hogar
Estudios Soiales
Ecología
Negocios
Romance
Farándula Venezolana
Salud
Música