InicioCrear libroAgregar capítulo

La Revista Elite critica a la industria discográfica y la radio de mediados de los años 1980 en Venezuela.

Publicado por Equipo de Investigación de la Revista Elite el 24 de julio de 1986:

Luis Gandica Rafael del Na raneo Edgar Weffer

Francisco Solórzano.



LA MANIPULACIÓN DE LA CANCIÓN



Usted pone la radio y varias veces al día escucha la misma canción. En su casa, en la calle, en los comercios, en los sitios nocturnos, siempre suena el mismo tema, pero eso no es una casualidad. Se trata de algo muy bien programado que lleva como objetivo final que usted desembolse un dinero para comprar un disco. Todo ha sido estudiado muy sutilmente por las grandes compañías musicales. Es, sencillamente, otra forma de consumo. ELITE con su Equipo de Investigación le narra aquí el cuento.





Se sintoniza una emisora. Escuchamos una canción. ¡No nos gusta! Cambiamos de dial y nos encontramos que está de nuevo sonando el mismo tema. Y así sucesivamente, durante el día, se repetirá la historia. No hay alternativa. Habrá que acostumbrarse. Escuchar, escuchar, escuchar. La frecuencia con que se oyen los temas será insistente. No hay dónde esconderse. La música penetrará en su oído ya sea en la intimidad de su hogar o en la calle. ¡Los métodos para esto sobran! Vaya donde se vaya, en algún momento, usted volverá a oírlo ya percibido. ¿Por qué?

¡MAMI COMPRAME UN DISCO!

Decía un fulano amigo: “¿Qué será que siempre hay una cancioncita de moda?" Y el asunto tiene respuesta. Todo tiene que ver con una larga cadena muy bien soldada entre sí.

Se empieza con la llamada industria discográfica (o casa disquera) que no son más que las encargadas de hacer, gestar, germinar, producir, y dar a luz un disco. o álbum. o long-play. Es decir, la productora. Después vienen los eslabones, donde participan las tiendas especializadas en vender el producto ya terminado. Donde usted va y pide lo último del cantante suyo de moda. Como el pan calientico. Sobre todo los jóvenes son los primeros compradores. La industria del acetato está muy consciente del poder adquisitivo juvenil. Hay ya tiendas exclusivas en vender sólo el material (o en un mayor porcentaje) de las que producen equis discos, y que son sus filiales.

Luego, continuando el eslabón, está la radio y sus circuitos encargadas de hacer sonar la música del momento. La televisión ayuda en esto, haciendo 'ver" la estrella de tumo. En los sitios de baile se echará un pie. Esto incluye piano-bares, pubs, sitios de mala muerte con sus rockolas respectivas.

El hilo musical ayuda. Y finalmente todo terminará con los elementos personales: el cantante o grupo declamará desde el estéreo personal de uno, el deck o el ya famoso "Walk-man".

¿QUIEN ES PRIMERO EL HUEVO O LA GALLINA?

¿Suenan las mismas canciones porque el público las pide, o las piden porque de tanto oírlas machacar día y noche terminan gustando? Pero, ¿a quién le importa ello? El objetivo final, al fin y al cabo, es vender el disco. Ahí es donde está el negocio: la venta. Los beneficio no son nada despreciables.

En 1986 las casas discográficas hicieron su gran negocio. Obtuvieron varios millones de bolívares por este concepto y al finalizar este año las ganancias serán mejores que el año pasado. Indudablemente ha habido un realce en el mercado. "No creo que todo ha sido color de rosas. Se vivió una época de crisis a raíz del viernes negro que llevó a la quiebra a muchos industriales del disco y comerciantes- productores musicales", cuenta un alto ejecutivo de la empresa Sonográfica, uno de ios más poderosos consorcios del actual mercado. "Pero hoy día hay una recuperación, hay mayores incentivos y se están beneficiando grandemente los cantantes y compositores venezolanos".

No hay duda. Sólo sobrevivieron los más fuertes en el negocio y aquellos que supie-ron, o vender parte de sus filiales extranje-ras, o emplear la creatividad, lo del pez grande se come al chico, fue un hecho.



"ME GUSTA GUILLERMO DAVILA, PERO /ILAN CHESTER ES MAS ROMANTICO" DICEN LAS CHICAS

El cantante si bien nace. Pero no vayan a creer que muchas veces no se hace. ¡ No es tan difícil!

La maquinaria de hacer discos no se puede detener. Así que esta vigorosa em-presa está constantemente al acecho de nuevas agrupaciones, chicas, muchachos que deben reunir varias características: un cierto atractivo. Una imagen de moda.

”También influye mucho que debo caer bien", informa un fulano muy conocido en el medio de estos hacedores de "productos musicales", quien pidió mantener su nombre en reserva. "El caer bien resulta muy comercial" continuó. "Agreguele una buena inversión en una campaña promocional, calidad productiva y sobre todo póngalo a sonar, día y noche, le aseguro que terminará gustando" Otro conocido ejecutivo de la empresa “Sonorodven" diría: "El ídolo de tumo debe ser un poco banal y simple, con la estricta misión de seducir al oyente y sacarlo del mundo real"

La inversión en un cantante es importante y será apoyada por diferentes tipos de promoción. Todo será válido, con tal de que suene. Algunos músicos tendrán que subordinarse a las reglas que marca el mercado.



CÓMO SE DISTRIBUYEN LAS GANANCIAS QUE PRODUCE UN DISCO.

(1) Lo que se paga por un disco se distribuye entre varias personas. Los porcentajes varían enormemente dependiendo dei tamaño de ia casa dis-quera. El público paga desde bolívares 70 por un álbum hasta 50 Bs. si es de menor calidad y mayor popularidad.

(2) El costo en crudo de un disco está por los 22 bolívares debido a que el material en su construcción es casi en un 100 por ciento Importado. Antes con doce Bs. el productor podía lograr un long-play, ahora ni pensarlo.

(3) Las mejores tajadas por supuesto van a parar al comercio o tienda de discos. Estos obtendrán aproximadamente un 30 por ciento de ganancia, si son mayoristas.

(4) El cantante o grupo, según sea su crédito y fama, tendrá entre tres bolíva-res y en caso extremo llegará a cinco por cada disco vendido.

(5) Finalmente hay un pequeño porcentaje de impuesto por parte del gobierno. Y otro si se trata de productos extranjeros. Los derechos de autor también tienen porcentaje. Estos % varían y nunca son estables. Hay que recordar que el problema de las regalías se dividen en autorales, fonomecánicas y mecánicas. O sea en un disco todo el mundo se lleva una tajadita, y la tienda vendedora junto a los hacedores del producto, la tajadota.

Al final, vendrá el olvido, y el reemplazo por otro tendrá lugar. La hjstoria se repetirá: un nuevo empaquetamiento y etiqueta para el muchacho o muchacha de boga. Serán objetos de una publicidad incrementadora de beneficios y a la calle. La mayoría de la gente comprará debido a la intensificación pu-blicitaria.

UN TEMA: 50 VECES AL DIA

El éxito y el triunfo en el mundo del disco es pasajero. Y tienen un diferente significado para diversas personas. Los buenos no pasan inadvertidos y los hacedores de dis-cos se fijan en ellos. Pero también hay mu-chos casos, en que para producir un "hit" algunos han actuado como marionetas de escritores profesionales de canciones y de productores. Manuel Alejandro, José Luis Perales, son dos compositores que están detrás de algunos venezolanos.

Las presentaciones en vivo forman quizá la última parte del gigantesco eslabón. Aquí el artista mide su popularidad. Es la prueba final. De escuchar a veces un tema más de 30 veces en la radío, promedio con que suena una canción, el joven o adulto (según sea el caso) asistirá a cualquiera de los escenarios disponibles a ver a su ídolo. Bien puede ser el Poliedro, el Estudio Mata de Coco, el Teatro Teresa Carreño, la Concha Acústica, locales especiales de los mejores hoteles cinco estrellas, y las plazas de toros de las principales ciudades del interior del país.

Uno de los productores de este tipo de I espectáculo, se limitó a contamos: "Todo el meconismo se desarrolla según el guíente plan:

~Monta una estrella, la superestrella del momento. Vende esta mercancía como lo más progresista, lo más nuevo, lo máximo. Cobra tu parte, pero no te preocupes de la gente, para eso están las fuerzas del orden y en último término la policía.

I "

POR FAVOR ME PONE USTED EL TEMA DE...



Las casas hacedoras de discos apoyan con toda su fuerza la difusión. Hay todo tipo de promoción y publicidad, desde un simple afiche que doma el sitio de venta, hasta explotar al músico mediante una película, y terminando con el tema de alguna novela. Las dos más grandes empresas musicales tienen a su favor la televisión: Habrá entonces especiales para los famosos, entrevistas particulares, y un favoritismo en todo tipo de programa, especialmente, en aquellos, que necesiten llenar huecos con un toque musical. El resto de la industria tendrá que buscar métodos más convencionales y tradicionales, entre los que se cuentan contactos directos con el personal que labora en una radio. Poco a poco y juntando todo se va creando la "imagen y canción de moda", que incluso, podría terminar (y aquí sólo van los escogídos)



HABLA CHARLES ARAPÉ, DIRECTOR DE YVKE MUNDIAL.



Para Charles Arapé, la manipula-ción a nivel de las emisoras de radio no existe. Aunque sí es de la opinión que las empresas del disco tratan de Imponer sus productos utilizando todos los medios posibles. Cree, que hay que tomar en cuenta que por mucha manipulación que quisieran o trataren de Imponer, no es la disquera, ni el productor, ni el director de una emisora, quien decide en el éxito de ese producto, sino el público: que lo respalda con su compra. Opina que el verdadero éxito de un disco depende de las ventas y eso es lo más Importante y lo que le Interesa a las casas discográflcas. por ser ese su negocio.

En cuanto a que un disco pueda sonar o difundirse en una emisora, Arapé, dice no saber cuál es el procedimiento de los demás, pero en lo que a él respecta, priva su criterio profesional y su experiencia de largos años en lo radio, para determinar el apoyo que se le pueda brindara un álbum. Cree que aunque puedan haber padrinos, recomendaciones y/o "Imposiciones*’, nunca se arranca un disco si éste no cuenta con la suficiente calidad. "Precisamente por esa experiencia y ese conocimiento creo tener el suficiente feeling sobre determinado producto y también uno debe pensar en su medio y en

su público y mi propósito principal es luchar porque la emisora dirigida por

mí —Y.V.K.E. Mundial— sea de la aceptación del público, pues la disputa nuestra es por sintonía y en base a ello debo trabajar".

En relación a la duración máxima de un tema en el aire, opina que la vida de un long play la fija el disquero y no la radio, ya que una producción normalmente Incluye unos cuatro surcos que son comerciales.

Cree Arapé que un verdadero hit dlscográflco, lo menos que puede estar pegado en los primeros lugares son seis semanas y luego puede continuar sonando quizás hasta los tres meses, aunque toda regla tiene su excepción y como ejemplo señala el caso de Yordano, el cual tiene casi dos años sonando con un mismo disco.

En relación a la payóla, nos dice que esto no es nada nuevo en Vene-zuela y que los periodistas viven cons-tantemente atacándola, porque es lógico. Hace referencia a la historia de cómo nace y cómo fue descubierta en los Estados Unidos, cuando el Congreso de ese país, queriendo escudriñar sobre la Influencia del rock en la juventud, empezó a investigar a los disc- jockeys y se encontraron con la sorpresa de que algunos sellos disqueros tenían nóminas secretas para que a través de éstos, determinados artistas pegaran, esto lo denominaron los Investigadores como "pay-hola" —pago del saludo— y se basaba en que por cada vez que pusieran el disco, recibían un pago.

"Pero esto no es una generalización y me atrevería a afirmar que está bastante erradicada. Creo que es una mala política de aquellos sellos que traten de emplear este sistema, porque el mismo a lo que conlleva es a crear un mal hábito, el día que no estén en condiciones económicas de hacerlo, esas emisoras de radio no les responderían".

Piensa que la gente de la radio no tiene que recurrir a la payóla, si en rea-lidad se es un profesional cabal e Inte-gral y continuó diciendo, que si algún sello creyendo en la posibilidad de que pagando a determinada persona en una emisora se le hace más fácil para que ésta le ponga a sonar un dis-co, está perdiendo su dinero. "Pero de que ha existido, ha existido, en esto es Igual que el palangre en el periodismo, la matraca en determinados funcionarlos, el cobro de peaje en los barrios, pero estas son excepciones”.



HABLA JOSE LUIS SEIJAS NUÑEZ Director de Radio Tiempo



A la pregunta de si existe manipu-lación del disco en Venezuela, José Luis Seljas Núñez afirma que no. “Cuando un compositor o un cantante es bueno, no necesita de manipulaciones, ya que lo prevaleciente es la calidad”. Comenta que en nuestro medio a pesar de todas las cosas que puedan suceder, especialmente en lo atinente al factor económico, cualquiera que piense que es cantante, o se crea con condiciones y tiene los recursos, puede grabar un disco, aunque no todos logran el éxito.

De la promoción disquera señala que: “Hay quienes la ven como un favor, pero se debe tener en cuenta que la función de la radio es educar, culturizar y entretener y precisamente el disco es cultura y entretenimiento y por tanto hay que brindarle eso que es primordial. Se debe tener muy en cuenta, la calidad de lo que se le brinda al escucha y también saber comprender sus gustos. En ocasiones puede suceder que en lo pensonal determinado surco no le agrade al musicallzador o al director, pero si al público que lo pide entonces uno tiene que aceptarlo y ponerlo, pero también se debe estar claro en que no todo lo que sale es bueno”.

Señala que cuando un tema es malo,

cuando éste no tiene calidad musical, no transmite absolutamente nada y no tiene eso que llaman "feeling”: “Nadie puede hacer milagros. Es como aquello que dice “el que nace barrigón ni que lo fajen chiquito", porque cuando al oyente no le gusta ese tema, simplemente cambia de emisora. Es por eso, que uno tiene que tener la suficiente habilidad, Inteligencia y profesionalismo para saber entender el gusto del oyente y conocer lo que pueda ser bueno o malo".

Sobre la payóla dice: "En casi to-dos los rebaños suelen haber ovejas descarriadas y así como pueda haber funcionarios y políticos corruptos también en la radio pueden haber em-pleados payoleros, pero no por eso po-demos juzgarlos a todos. Por lo menos a nadie que haya trabajado conmigo he llegado a descubrir en esta práctica y si algún día llegara a suceder, actuaré sin contemplación. Muchas veces los culpables son algunas personas de los mismos sellos los que la propician, precisamente cuando pretenden Introducir un producto que no tiene la suficiente calidad, porque cuando un disco es bueno se pega solo, sin necesidad de la “bendita" payóla”.





EN LOS FAMOSOS "VIDEO-CLIPS".



Estas pequeñas historias televisivas que forman parte hoy día para vender a un artista pero cuyos presupuestos (son muy altos) harían palidecer a cualquiera.

‘Está demostrado plenamente lo efectividad en la relación costo-video- venta”, es la versión de uno de los realizadores de este nuevo arte tan llamativo y distraccional. "De todas maneras es una forma revolucionaría cuyo alcance no se sabe aún hasta dónde llegará", confesó.

Si las dos plantas comerciales de televi-sión del país le hacen el juego a las dos más poderosas disqueras del medio, la radio no se queda atrás. (Ver recuadro explicativo). Así, de alguna u otra manera, existen conexiones entre las diferentes emisoras y las respectivas casas disqueras. El canal ocho también está en una búsqueda participativa musicalmente no muy bien definida aún.

El cine colabora en el juego: cuando hay una película de moda que hace relación ál tema musical del momento. Las películas tienen su disco. Los afiches, temas de telenovelas, la prensa en sí con sus entrevistas, portadas y noticias terminan haciendo parte del todo que apoyará lO más reciente que se escucha musicalmente. Una vez saturado el mercado hasta el tope la historia se repetirá desde el comienzo. I

LA CELEBRE PAYOLA

Hay una frase que hace sonreír a muchos y que lleva a cuestlonamientos profesionales. "¿Cuánto hay pa'eso". En un país como el nuestro la corrupción está a la orden del día. No se escapa ningún medio ya sea económico, político, cultural donde el tema haga de las suyas. En el ámbito periodístico son bien conocidos los chistes que involucran a personajes. La radio y su medio hábitat no podían estar excusados de la célebre e inmortal payóla: Que es el dinero que todo el mundo cree que se da a los programadores musicales (o a otros) para que pongan equis disco. O sea la canción objetivo. La que habrá de sonar día a día sin cesar. Sin embargo, pruebas de que fulanito o sutanito "han recibido dinero", no hay. Muchos rumores, más nada. Todo el mundo dice que el negocio del disco es limpio, pero también se dice acerca de las trampas que se suceden ininterrumpidamente. Se premia de algún modo muy sutil: Grabadoras. Viajes internacionales. Televisión y regalos de todo tipo. Se castiga de otro modo, como el quitar pautas publicitarias en la forma de cuñas. Conozco un periodista que perdió su trabajo por criticar un músico. En todo esto podría llegarse a una conclusión. ¿Hay convenio entre emisoras-casas discográficas- cuñas? Podría ser. Quizá no. Pero un locutor diría algo así: "Tú me pones el disco tantas veces y la compañía te devuelve el+ favor"




Cuando Michael Jackson vino a Venezuela por primera vez.
Ilan Chester nos habla sobre su enuentro on Queen en el Poliedro de Caracas-
La Muerte Increible de Facundo Cabral.
Entrevista a Alberto Sleyzinger
Soledad Bravo en la Universidad de Carabobo
Entrevista a la agrupación musial venezolana Los Mesoneros
La Revista Elite critica a la industria discográfica y la radio de mediados de los años 1980 en Venezuela.

Anàlisis de Obras de la Literatura Venezolana
la batalla de Carabobo

ola ke ase
Insurrección Chirinos
arte colonial
lo mundo play
perdidA
Raíces de Pueblo por José Antonio Zambrano
Cuentos de Cástulo Riera
Cástulo Riera. Cuenta Cuentos.
Religión
La Muerte del Caudillo Juan Vicente Gómez
El Final de Juan Vicente Gómez.
XX Certamen de Relato Breve Lapurbide Ansoain, Navarra, España 2008
Las "Revoluciones" en Venezuela.
La orden de la merced por Tierras de Venezuela
Influencia de la escama (Aspidiotus destrutor) (Signoret) sobre el desarrollo y la producción de las plantas de cocotero en el Estado Falcón , Venez
Literatura
Psicología
Moda
Los Sucesos del 19 de Abril de 1810 en Venezuela. Por José de Jesús Cordero Ceballos.
Artículos de Historia de Venezuela
La Autoestima
Turismo
Poítica
Curiosidades
Teoría y Praxis en Andragogía.
Proceso Histórico Venezolano
Hogar
Estudios Soiales
Ecología
Negocios
Romance
Farándula Venezolana
Salud
Música