InicioCrear libroAgregar capítulo

Juan De Ampiés, Fundador de la Ciudad de Coro

Quién era Juan de Ampies

En el Diccionario Enciclopédico Salvat se encuentra en síntesis la vida de Ampiés.

AMPIES. «Militar español, que después de haber hecho las campañas de Italia partió para América y fue encargado por el Gobernador de Santo Do-mingo de reprimir el tráfico de esclavos que se hacía por algunos mercaderes de las costas de Venezuela. Pasó a Tierra Firme con sesenta soldados, con los que se estableció en ella; concertó un tratado con el cacique Manaure para impedir la tfata de indios y, en 1527, fundó la ciudad de Coro. Estableció, además, colonias agrícolas y hubiera realizado una verdadera penetración pacífica y civilizadora en aquella región si Carlos V no se lo hubiera impedido, concediendo al banquero alemán Vetzel privilegios para la explotación del país.»

En la obra anteriormente citada del Dr. Isaac Pardo: «Esta Tierra de Gra-cia», hay un sustancioso elogio, de gran valor, para el comportamiento de Ampiés antes de la fundación de Coro. Lo titula «Juan el Bueno».

«Había un Factor, llamado D. Juan Fernández (?) de Ampiés. Para 1517 ya era de edad madura y vivía en Santo Domingo, donde gozaba de buena re-putación. Un traficante de esclavos llevó a La Española 2.000 indios de las islas de Aruba, Curazao y Bonaire. Eran caquetios, y de éstos algunos tocaron a D. Juan. El Factor no dice haber encontrado en ellos cosa descomunal, sino una condición tan bondadosa que movió su corazón. Logró Ampiés del Gobernador Figueroa, de los Padres Gerónimos y de otros religiosos —los Mer- cedarios entre estos religiosos, añado yo—, que bien le aconsejaban, que se prohibieran más cacerías en estas islas. Como la prohibición no surtió efecto, Figueroa convino en que el Factor fuera, personalmente, a poner remedio poblando estas tierras de Caquetios, ya que tanto les quería y hacía por ellos.»

«Despachó Ampies una comisión a Curazao y a poco la reforzó con otra que llevaba el encargo de hacer casa de piedra y tapia. Con esto se le fueron al Factor de dos a tres mil castellanos de oro. Sabedores los de ‘tierra firme’ del buen trato que recibían sus hermanos los isleños, quisieron acogerse al amparo de D. Juan. Este comisionó a cinco cristianos y a una india, criada suya, para que se entrevistasen con Manaure, cacique de la región. Estaban los indios y cristianos en conferencia cuando pasó un mercader de esclavos y se llevó a la hija del Cacique y a su marido. Ampies logró rescatar a la pareja y los devolvió a su tierra. La oportunidad se hizo propicia para que Ampies extendiera su brazo a los dominios de un padre agradecido.»

«La costa de la región estaba seca y cubierta de médanos. Había de ser regada mediante una acequia, de dos leguas de larga, y unos tres metros de profundidad. Había sido labrada por los indios a partir de una represa del río Coro.»

«Con todo, el Factor emprendió la empresa con cautela, enviando delante a su hijo (yerno) acompañado de varios caciques y otros indios rescatados a los traficantes de esclavos. Su padre político no arribó hasta el año 1528 ó 29.»

Los datos más completos y exhaustivos sobre Ampies nos los proporciona el Dr. Demetrio Ramos. En su obra reciente —1978— cuyo subtítulo es AMPIES Y CORO: UNA SINGULARIDAD HISTORICA, profundiza en todos los aspectos de la vida del Factor real (1). Para mí es la mejor biografía- estudio que se ha hecho sobre-Juan de Ampiés.

Hace descender a su padre Martín de Ampiés de la provincia de Huesca. «Por estimar que Ampiés es un apellido toponímico, tratamos de buscar la huella de su identidad, que identificamos con el lugar de Apiés —perdida la m—, en el ámbito de Huesca, que estaba bajo señorío.»

«La rapidez del nombramiento de Ampiés, apenas unos días de la sentencia de Sevilla en el pleito de los Colón, obliga a pensar que podría encontrarse en la ciudad donde se expide el nombramiento. Cabe considerarle como un agregado al equipo de su paisano Lope de Conchillos, o que estuviera relacionado con actividades económicas... Si tenemos en cuenta que D. Fernando había reunido Cortes de Aragón, a mediados de 1510, en Monzón (Huesca), nada tiene de extraño que hubiera incorporado a su séquito algunos aragoneses, y entre ellos a Juan de Ampiés, al dirigirse a Sevilla.»

«Coincidentemente aparece en Sevilla un Martín de Ampiés o Arnpúes —como también se llama él— en relación con la Corte, precisamente en el año de su nombramiento. ¿Era el padre de nuestro personaje este Martín de Ampiés? Es posible, tanto por la importancia y fecha del testimonio, como por el hecho de que, como ya hemos dicho en alguna ocasión, llega a figurar el Factor como Juan Martínez de Ampiés. Este caso podía tomarse como coincidencia de significar ser hijo de Martín de Ampiés. El hecho de que al bautizar, años más tarde, al cacique Manaure, Ampiés le diera el nombre de Martín, parece confirmarlo plenamente.» (1)

(1) Demetrio Ramos. Obra citada págs. 49-50.

Juan de Ampiés en las Cédulas Reales

El nombramiento de Juan de Ampiés como Factor de la Real Hacienda, en la isla de Santo Domingo, es un cargo importante y clave para los intereses reales. Con el Tesorero General Miguel de Pasamonte y el Contador Gil González Dávila, nombrado dos meses más tarde que Ampiés —30 de julio de 1511— formaban los Oficiales Reales que debían atender todos los negocios en nombre de los Reyes. A ellos se unía el Secretario principal de D. Fernando Lope de Conchillos. Todos estos eran aragoneses y de plena confianza del Rey Fernando.

La Cédula con el titulo de Factor, para Juan de Ampiés, fue expedida el 19 de mayo de 1511. Doña Juana, como heredera de la Reina Isabel, al nombrarlo Factor dice: «...seays mi Factor en la Ysla Española y en las otras yslas, Indias y Tierra Firme del mar Océano y de la parte que a mí me toca e atañe para que rrescebays en vos todas las mercaderías e cosas que a las dichas indias e tierra firme enbiaren los mis oficiales de la Casa de la Contratación... e lo que se enviare a la dicha ysla Española, por mi mando, de otras cualesquiera partes de las dichas yslas, yndias e tierra firme del mar Océano para se vender e rrescatar en ella, e lo vendades e rrescatedes... e acudays con los maravedís e precios e otras cosas por que lo vendiéredes e rrescatáredes a Miguel de Pasamonte, mi tesorero General de las dichas yndias.»

Demetrio Ramos es del parecer que hubo doble nombramiento de Juan de Ampiés. Este que acabo de citar, y otro por parte del Rey Fernando, como beneficiario personal, con Doña Isabel la Católica, de la donación pontificia que les hiciera el Pontífice Alejandro VI.

Continúa diciendo la Cédula de Doña Juana: «...porque para usar de dicho Oficio (de Factor) terneys asimismo poder del Rey mi señor e padre de la parte que a su Alteza toca e le pertenesce e teneys señalados otros ochenta mil maravedís de salarios...»

Aclara el ilustre escritor que este salario era solamente uno, aunque sea doble el nombramiento. Por eso se anotaba al pie en el registro de la Cédula: «yden otra tal (provisión) del Rey.»

En el lenguaje jurídico español de la época, el Factor era la persona que debía comprar y vender y realizar toda clase de actividades mercantiles, según las instrucciones de otra persona a quien representaba y por la cual se obligaba.

Por el documento de los Monarcas D. Fernando y Doña Juana —padre e hija—, Juan de Ampiés es constituido Factor real en las tierras que le pertenecen por concesión pontificia. Es, pues, hombre de confianza, capaz, súbdito fiel de la corona. En confirmación de esto le fueron otorgados otros documentos, en el mismo año de 1511, en Valladolid, Burgos y Sevilla. Se le señalan consignas especiales para el fiel y cabal desempeño de su cargo (2).

(2) AGI. Contratación, 5.089. Libro l.°

No contentos con el cargo de simple Factor le concedieron, como a hombre de confianza, otras facultades distintas de las de tipo económico- mercantil. Las más concretas y efectivas eran poblar las islas y tierras encomendadas y adoctrinar a los indios, para hacerlos no solamente súbditos de la Corona, sino verdaderos cristianos.

Posesionado de su cargo, Ampiés no solamente pensaba en sí y en sus reyes, para quienes deseaba organizar pueblos y ciudades, sino también en su iglesia, la misma de la Corona, para la que procuraba convencidos creyentes.




Introducción: La Orden de la Merced por Tierras de Venezuela.
Los Primeros Evangelizadores en América.
Facultades extraordinarias dadas a los Religiosos que pasaban a las Indias
Primeros Mercedarios en América (Siglo XIII)
Bases Teóricas; la importancia del cocotero y sus usos.
Bases Teóricas: la importancia del cocotero y sus usos.
El Primer Convento Mercedario en Santo Domingo
Destacados Mercedarios que Acompañaron A los Conquistadores y Pobladores de América.
Juan De Ampiés, Fundador de la Ciudad de Coro
Juan de Ampiés y los Mercedarios
Preparativos para la fundación de Coro
El hijo de Juan de Ampiés en Coro
Juan De Ampies en Coro, Sella la Amistad con Manaure
El P. Antón Merino, Mercedario, acompañó a Ampiés y bautizó al Cacique Manaure
Primera Misa en Coro. Bautismo de Manaure y de su familia
Ampies, Alfinger y el Capellán P. Merino

economia de los indios
Anàlisis de Obras de la Literatura Venezolana
la batalla de Carabobo

ola ke ase
Insurrección Chirinos
arte colonial
lo mundo play
perdidA
Raíces de Pueblo por José Antonio Zambrano
Cuentos de Cástulo Riera
Cástulo Riera. Cuenta Cuentos.
Religión
La Muerte del Caudillo Juan Vicente Gómez
El Final de Juan Vicente Gómez.
XX Certamen de Relato Breve Lapurbide Ansoain, Navarra, España 2008
Las "Revoluciones" en Venezuela.
La orden de la merced por Tierras de Venezuela
Influencia de la escama (Aspidiotus destrutor) (Signoret) sobre el desarrollo y la producción de las plantas de cocotero en el Estado Falcón , Venez
Literatura
Psicología
Moda
Los Sucesos del 19 de Abril de 1810 en Venezuela. Por José de Jesús Cordero Ceballos.
Artículos de Historia de Venezuela
La Autoestima
Turismo
Poítica
Curiosidades
Teoría y Praxis en Andragogía.
Proceso Histórico Venezolano
Hogar
Estudios Soiales
Ecología
Negocios
Romance
Farándula Venezolana
Salud
Música