InicioCrear libroAgregar capítulo

Intentonas Golpistas 1992 en Venezuela





Publicado en la Edición Aniversario de la Revista Dominical el 18 de julio de 2010.



"El 4 de febrero yo llegué a las 6:oo a.m. al canal y resulta que ya era tarde, porque todos mis colegas se Habían ¡do y estaban ubicados en puntos clave como Fuerte Tí una, la sede del Ejecutivo y La Carlota. En esa época yo tenía un año de graduado y, por más que sea, uno siempre quiere destacarse, pero lo que me pautaron fue pasar por las avenidas, los hospitales, verificar la cifra de fallecidos que se dice que fueron más de 100, etc., y mi labor no fue resaltante, considerando que acababa de ocurrir el primer golpe contra CAP.

Mi momento llegó el 27 de noviembre. En esa oportunidad me enteré porque vi el mensaje enviado por Hugo Chávez desde prisión, los llamados a la calle del miliciano aquél acompañado por el gordito de la franela rosada con el fusil, en fin, lo que estaban difundiendo tras haber tomado la antena de Los Mecedores. Me fui volando para mí trabajo, pero igualito fui el último y mi coordinadora me encomendó algo similar: 'haz los recorridos*.

La ciudad estaba como en una guerra civil: había tanquetas, piedras regadas, los militares estaban escondidos y te paraban, las personas se encerraron en sus casas y se respiraba mucho miedo. Como la mayoría de los sitios quedaron desérticos, mi camarógrafo, Wíldejohn Azuaje, me sugirió que nos fué-

ramos a Míraflores porque afuera podíamos captar las bombas que estaban lanzando desde el aire y a las tropas leales disparándoles desde abajo.

Como a las 10:00 a.m. nos quedamos allí, se acercó un muchacho curioso a conversar y al rato decidimos hacer un comentario. La ¡dea era enfocar a las aeronaves y luego bajar el lente y que apareciera yo narrando: 'Como pueden contemplar, uno de los aviones Bronco... ¡está lanzando, exactamente en este instante, un cohete sobre el Palacio!', fue lo que alcancé a decir, porque de repente vi una cosita negra, chiquitíca, que estaba cayendo a lo lejos y en eso estalló como a 15 metros, explotó el muro principal de la avenida Urdaneta, nos impulsó y ahí me quedé en neutro, crucé una mirada con Azuaje y él me hizo señas para que siguiera haciendo la nota.

Cuando dejó de grabar, vimos un hilo de sangre que llegaba hasta la Baralt y resultó ser el chamo que nos había saludado, a quien le había caído una esquirla en la cabeza. Eso para mí fue impactante y fue cuando pensé: '¿Qué hago yo aquí?' y me entró la desesperación por irme. Cuando llegamos a la redacción, a eso de la 1:00 p.m., mi jefa me abrazó y me mandó al estudio a echar mi cuento porque Damelis Díaz estaba transmitiendo en vivo. Cuando comenzaron a exhibir las imágenes fue que entendí la gravedad del asunto y no pude continuar, me quedé mudo y sólo recé: 'Dios mío, gracias porque nos salvaste'. Después, se me salieron las lágrimas, con lo cual creo que le indiqué al público que, aunque amemos nuestro oficio, los comunicadores sociales nos estamos exponiendo permanentemente y somos vulnerables ante cualquier situación". V.R.L.




Intentonas Golpistas 1992 en Venezuela

economia de los indios
Anàlisis de Obras de la Literatura Venezolana
la batalla de Carabobo

ola ke ase
Insurrección Chirinos
arte colonial
lo mundo play
perdidA
Raíces de Pueblo por José Antonio Zambrano
Cuentos de Cástulo Riera
Cástulo Riera. Cuenta Cuentos.
Religión
La Muerte del Caudillo Juan Vicente Gómez
El Final de Juan Vicente Gómez.
XX Certamen de Relato Breve Lapurbide Ansoain, Navarra, España 2008
Las "Revoluciones" en Venezuela.
La orden de la merced por Tierras de Venezuela
Influencia de la escama (Aspidiotus destrutor) (Signoret) sobre el desarrollo y la producción de las plantas de cocotero en el Estado Falcón , Venez
Literatura
Psicología
Moda
Los Sucesos del 19 de Abril de 1810 en Venezuela. Por José de Jesús Cordero Ceballos.
Artículos de Historia de Venezuela
La Autoestima
Turismo
Poítica
Curiosidades
Teoría y Praxis en Andragogía.
Proceso Histórico Venezolano
Hogar
Estudios Soiales
Ecología
Negocios
Romance
Farándula Venezolana
Salud
Música