InicioCrear libroAgregar capítulo

Frijolillo en Apuros

Chus Cariel lleva a Frijolillo al conuco para que descansara y disfrutara del fin de semana y lo deja amarrado en una mata de nigüito, cerca del barranco del río, con el cabestro bien largo. Pero después del medio día, el río traía una enorme creciente y antes del anochecer, las aguas estaban casi al nivel del barranco. Frijolillo estaba comiendo su pasto a la orilla del barranco y esa parte se esbarrancó y Frijolillo cayó al agua, y como estaba amarrado del nigüito, no podía defenderse de la fuerte corriente.



Frijolillo pasó toda la noche en el agua hasta el otro día por la tarde que es cuando Chus Cariel llega para mudarlo de sitio y no lo encuentra. Pero ve que el cabestro está amarrado del nigüito estiraito hacia el barranco y cuando Chus se asoma al río ve a Frijollio que el agua le pasaba por encima del lomo. En ese momento, Chus no pudo hacer nada porque estaba solo, y rápido, fue al pueblo y regresó al conuco con cuatro hombres para sacar a Frijolillo del río. Después que lo sacaron a lo seco, a Frijolillo le entró una tembladera en las patas y en todo el cuerpo como si tuviera el mal de sambito. Uno de los acompañantes de Chus le dijo que le untara la manteca de ladrón y de tragavenao que eran buenas para suavizar las coyunturas.



Chus hace las diligencias y consigue las dos clases de manteca, las liga y se va al conuco donde había dejado a Frijolillo con su tembladera y le dijo: Frijolillo, si es que tienes el mal de sambito, aquí te traigo esta untura, vamos a ver cómo te va y Chus le untó la manteca en todo el cuerpo, en las cuatro patas y lo dejó acostado. Cuando Chus va al otro día al conuco, encuentra a Frijolillo caminando alegre y Chus le dijo: Ya estás mejor de tu mal, ahora si puedes bailar el Tuiss.

Frijolillo Adelante

Una tarde salen Chus Cariel y su hijo Julio, rumbo al Ostional para pescar en la noche y se llevaron a Fijolillo. Para evitar accidentes en la carretera se fueron por el camino viejo, pasando por el Puente de Piedras, por las orillas de La Salina y el Pozo de Chichiriviche, hoy Alcantarilla de Chichiriviche. Llegaron al Paso Viejo en Canabuno donde había un pequeño sitio cercado donde podían dejar los burros, y allí dejaron a Frijolillo. Eran como las seis de la tarde cuando Chus y Julio acomodaron la canoa y salieron a pescar. En la madrugada cuando regresaron al paso, lavaron el pescao y lo echaron en los sacos. Chus le puso la enjalma a Frijolillo y le montaron los dos sacos llenos de pescado. Chus le dijo a Frijolillo ya como a las seis de la mañana: Tu sabes el camino, pasas con cuidado por el Pozo de Chichiriviche que tiene mucho barro, yo y Julio nos vamos por este otro lado para no embarrialarnos. Frijolillo siguió adelante con el consejo de su dueño.



Cuando Chus y Julio venían pasando por el otro lado del pozo de Chichiriviche, mucho mas arriba le dijo Chus a Julio: “Julio Frijolillo ya debe haber pasado el Pozo de Chichiriviche” . Julio contestó: “Sí, ya debe ir adelante” y Chus y Julio camina y camina. Cuando llegaron a la Cruz del Caimán, dijo Julio: “Papa, Frijolillo ya debe ir por el puente de Piedra”. Contestó Chus: “Sí, o quizás mas adelante”. Pero cuando llegaron al Puente de Piedra, en el espacio de la Sabana dijo Chus: “Julio, es raro que en todo el camino no hemos visto a Frijolillo”. Dijo Julio: “No te preocupes papa que Frijolillo ya debe estar en la casa”. Cuando Chus y Julio llegaron a la casa, mayor fue su sorpresa porque Frijolillo todavía no había llegado. Después de descansar un rato dijo Chus a Julio: “Vamos a ver que le pasó a Frijolillo porque ya es medio día y el pescado se puede echar a perder”. Chus y Julio regresaron a buscar a Frijolillo y cuando iban llegando al Pozo de Chichiriviche, que ya eran como a las tres de la tarde, ven que toda la zona estaba cubierta de zamuros, pero no veían al burro. Cuando Chus y Julio se acercaron, que una parte de los zamuros comenzaron a volar, fue que vieron a Frijolillo que estaba atascao con el pescao podrido por el sol y el tiempo. Chus y Julio no reconocían a Frijolillo porque estaba de color blanco por toda la parte de arriba por la mierda de los zamuros. Chus y Julio le quitaron la carga y lo sacaron del atolladero y lo trajeron al caño El Estero para bañarlo y después se fueron a la casa y Frijolillo llegó muy triste y desconsolado por la pérdida de su dueño, después Frijolillo siguió sirviendo a su dueño como siempre.








La Voz del Enfermo
Amigos del Muerto
Tema de un Sueño
El Burro Frijolillo
Frijolillo en Apuros
Frijolillo Pájaro Bravo
Pedro y Juan
Pedro y Juan
El Saludo de Custodio
El Prefecto y el Sancocho
El Ojo de la Yuca
Recuerdo de mi bodega
El Chivo de Felipe
Serenata
Juegos de Muchachos

Anàlisis de Obras de la Literatura Venezolana
la batalla de Carabobo

ola ke ase
Insurrección Chirinos
arte colonial
lo mundo play
perdidA
Raíces de Pueblo por José Antonio Zambrano
Cuentos de Cástulo Riera
Cástulo Riera. Cuenta Cuentos.
Religión
La Muerte del Caudillo Juan Vicente Gómez
El Final de Juan Vicente Gómez.
XX Certamen de Relato Breve Lapurbide Ansoain, Navarra, España 2008
Las "Revoluciones" en Venezuela.
La orden de la merced por Tierras de Venezuela
Influencia de la escama (Aspidiotus destrutor) (Signoret) sobre el desarrollo y la producción de las plantas de cocotero en el Estado Falcón , Venez
Literatura
Psicología
Moda
Los Sucesos del 19 de Abril de 1810 en Venezuela. Por José de Jesús Cordero Ceballos.
Artículos de Historia de Venezuela
La Autoestima
Turismo
Poítica
Curiosidades
Teoría y Praxis en Andragogía.
Proceso Histórico Venezolano
Hogar
Estudios Soiales
Ecología
Negocios
Romance
Farándula Venezolana
Salud
Música