InicioCrear libroAgregar capítulo

Diciembre...Lluvias e Inundaciones en Chichiriviche, Falcón.

DICIEMBRE... LLUVIAS E INUNDACIONES





Llegó Diciembre y con él las lluvias las que la mayor de las veces se anticipan a los meses de Octubre ó Noviembre.



Es tradición y regla entre los sembradores nuestros, en Enero, después de la temporada, cuando el sol orea preparar la tierra aun húmeda, para depositar las semillas que germinarán con el comienzo del año. Pero esta no es una regla estricta, pues a veces las lluvia se adelantan más de la cuenta y/o se prolongan mas de lo esperado. Ahora, lo que si observamos acá, los lugareños, es que cada ciclo de cinco años, aproximadamente, las lluvias se hacen más intensas, los ríos suben su caudal, las sabanas se inundan, las aguas se desbordan de sus vasos naturales y al buscar camino al mar, causan estragos más o menos graves, tal como está sucediendo ahora.



Allá por los años cuarenta, cuando se tendieron las vías carreteras en las sabanas de Chichiriviche, se subestimó en grado sumo este fenómeno de las inundaciones, a sabiendas de que el terraplén cortaría transversalmente el estuario o aliviadero natural de las aguas del Río Tocuyo y de todos los demás caños que lo acompañan en su salida al mar.



Con el primer llenante fuerte que se sucedió en el inicio de estos trabajos viales, el impacto de las aguas arrastró varias secciones de la vía que se construía. Entonces se hicieron algunos puentes y se ampliaron otros y/o se colocaron alcantarillas donde se creyó necesario, pero a la larga, estos arreglos resultaron insuficientes tal como lo estamos viendo ahora. De hecho el problema reside en controlar el volumen de agua del Río Tocuyo y las corrientes menores que se dan acá cercanas a su desembocadura, tomando muy en cuenta de que nuestros pueblos están enclavados en el vértice o delta de todas estas corrientes.



El río Tocuyo es una de las corrientes fluviales más indómitas de nuestro país. La primera referencia concreta la tenemos en la relación que nos hiciera el Ex-Gobernador de los Welser, Nicolás Federman, en los albores de la Provincia de Venezuela por el año de 1.530. Leamos 1a traducción que de esta relación hizo el ilustre historiador nuestro Dr. Manuel Arcaya.



“ El 1ero de Octubre llegamos al borde de un Río llamado Tocúo (sic) y allí me acampe porque ya era tarde Este río corre rápidamente en un valle; es muy profundo y ancho. Con las adargas que para resguardarse portaban mis soldados y algunos árboles que al efecto hice derribar, construímos una balsa que nos sirvió para transportar a la otra orilla nuestros equipajes y los cristianos que no sabían nadar.



....



“Hacia la medianoche, el río, crecido por las lluvias violentas de las montañas desbordó de tal manera que se elevó doce pies más de alto que cuando la víspera lo atravesamos.





....



Si Dios no nos hubiera ayudado y la inundación dura tres horas más, habríamos experimentado grandes pérdidas y nadie lograra salvarse a excepción de los refugiados en los arboles...” (Arcaya sitúa este lugar en el hoy llamado Paso de Camayata, camino de Churuguara a Parupano).



Nos preguntamos: ¿Cuántas situaciones similares habrán sucedidos en todo este tiempo transcurrido de las cuales no tenemos referencias? Sin embargo, en mis manos tengo copia de una carta fechada dos siglos y medio después de esa primera noticia que nos dejara Federman. Entre algunos documentos dejados por mi abuelo Gerónimo Rivero, siendo en ese momento Diputado por el Estado Falcón ante el Congreso de la República, algunos representantes del pueblo del Tocuyo de la Costa, entre ellos Don Blas I. Ramírez, (padre del muy conocido y nombrado entre nosotros, General Eladio Ramírez, factor que fue muy importante en la región) le comisionan para que solicite "por los medios mas posibles hasta conseguir que se acuerde por el Soberano Congreso un auxilio que pueda aliviar las miserias porque está pasando esta infeliz población por las dos inundaciones surgidas en el término de dos meses: Diciembre de 1.879 y Enero de 1.880, las cuales arrasaron con hogares, animales domésticos y sementeras de los lugareños”.



Luego, ahora en nuestros días, Don Rafael Zamora, vecino del Tocuyo de la Costa, que fue persona muy preocupada por el destino de ese pueblo, nos dejó en un folleto editado en 1.978, sus noticia relativas a la vinculación histórica de la Villa de San Miguel del Tocuyo con las posesiones de la Comunidad de Chichiriviche, otro dato referido las calamidades causadas por las avenidas del citado río, y nos dice: “En los años 1.938-44, las inundaciones de esta población se suceden con mayor impetuosidad cada vez y con signo de gravedad preocupante”.



Fue entonces cuando una comisión presidida por el recordado amigo Dr. Victor José Cedilló, quién nos dispenso el honor de acompañarnos en este cometido, llevó la novedad al conocimiento del Primer Magistrado de la Nación General Isaías Medina Angarita. En el memorándum presentado por la comisión al General Medina Angarita, le pedíamos entre otras cosas “dictar las medidas urgentes de salvamento para el futuro”.



“Un informen completo y detallado de la región afectada con tres soluciones fue elaborado y presentado por el Ing. Amos Alemán a la consideración del ciudadano Ministro de Obras Públicas por intermedio del Director de Obras de Riego con fecha 7 de Agosto de 1.944, mientras tanto fue ejecutado, como medida previa el desvío del cauce del río en un trayecto de quinientos metros aproximadamente. Posteriormente, este trabajo, debido al derrocamiento del régimen existente, el estudio é informe del Ing. Alemán no tuvo ejecución. Una nueva junta protraslado de la población auspiciada por adictos al nuevo gobierno, gestionó la ejecución del informe del Ing. Alemán y, pese al entusiasmo é interés que demostró la nueva representación, todo quedó en calma y resultó un fracaso el nuevo intento de traslado”.



El traslado del pueblo del Tocuyo se había proyectado al frente del Cruce de Chichiriviche, en el sitio donde está ubicado el Desarrollo Turístico Flamingo. Allí quedaron clavadas las estacas indicando el área que se iba a ocupar, y que nunca se ocupo.



Ya, entonces, los trabajos de la nueva carretera estaban iniciados, se habían colocado demarcaciones y conformado algunos terraplenes primarios.



Durante esta construcción, en oportunidades, el agua crecida rompía y se llevaba trozos de lo construido y gradualmente se le colocaban alcantarillas donde se consideraba necesario y nuevamente se volvía a rellenar. Hubo muchas criticas y controversias entre lugareños y técnicos de la construcción. Los pueblos de Tocuyo de la Costa, Boca de Tocuyo y Chichiríviche sufrían los embates de las aguas crecidas y al mismo ritmo se hacían correcciones para lograr darle salida a la corriente y aminorar los daños causados.



Acá los vecinos intentaron cortar la carretera para desviar el agua hacia los manglares de la ensenada, pero la corriente, apoyada por el relleno existente en la sabana, enfiló directamente hacia Chichiriviche, irrumpió por las calles y abrió nuevas bocas de desagües hacia el mar. En Playa Norte dañó casi todas las vías y las viviendas, y el local donde funcionaba la Escuela Federal fue, prácticamente, barrido por las aguas, obligando a proseguir las actividades escolares en casas alquiladas hasta tanto construyeran el edificio que hoy sirve de sede al Grupo Escolar Polita D´lima de Castillo, ubicado en el mismo lugar de la escuela anterior.



Desde esta vez, Chichiriviche se ha sumado al Tocuyo de la Costa a sufrir en forma significativa las calamidades de estas inundaciones.



En el año 1.961 se presentó otra gran inundación. La carretera ya estaba en servicio. El agua venida del estero fue alimentada por el Río Tocuyo, cuyo caudal subió considerablemente. El nivel de la inundación superó la altura de la vía hacia Boca del Tocuyo y el agua vertida, como en ocasión anterior, se enrumbó directo hacia Chichiriviche. Se abrieron nuevos caños rompiendo calles con grave peligro para las construcciones existentes, que tuvieron que ser protegidas con escolleras de piedras y materiales diversos logrados en ese momento. Afortunadamente el nuevo edificio del Grupo Escolar Polita D´lima ya había sido originalmente protegido su alrededor con relleno arcilloso, pero las calles Calvario, Partida y Nariño fueron convertidas, prácticamente, en ríos con profundidad de más de un metro de agua.



En 1.981 se repite otra vez el mismo fenómeno, donde el agua crece a niveles alarmantes: casi todas las calles de Playa Norte son torrentes de agua imposibles de cruzar y las sabanas se convierten en una inmensa laguna que obliga, por cuatro o cinco días, a comunicarse de un sitio a otro, en lanchas y no de otro modo.



Cuatro años más tarde, a finales de 1.985, las lluvias son tan intensas que las aguas del Río Tocuyo invaden las lagunas de Jatira y Tacarigua y la represa allí existente amenaza con romper el dique de contención y causar la mayor tragedia que nos podamos imaginar. Esta vez toda la población de Tocuyo de la Costa y Boca de Tocuyo, es evacuada y trasladada a Tucacas para su protección (porque Chichiriviche no garantizaba estar exento de peligro). Nuevamente la angustia invade los ánimos de esta gente al tener que abandonar sus hogares sin certeza del futuro que les espera. Afortunadamente el agua bajó sin otras consecuencias y la gente regresó a sus hogares con amarga resignación.



Esta inundación, la actual, la estamos viendo ahora, también a primeros días de este mes de Diciembre, es imagen de las anteriores. Ahora los espacios están mas poblados y las diversas y costosas edificaciones para fomento del turismo, nos obligan a buscar soluciones definitivas, complejas pero indispensables, púes nuestros pueblos, así como todos los de la Costa Oriental de nuestro Estado se han convertido en centros de desarrollos turísticos con considerables inversiones donde está en juego nuestro futuro y de no lograr el control de esta situación no podremos jamas pensar en un desarrollo sostenido para la región.



En una de las tantas reuniones que hemos celebrado sobre este particular recuerdo haber oído una propuesta de un funcionario perteneciente a un organismo del Ambiente donde sugería el cambio de la vía de entrada a Chichiriviche tomando el antiguo trazado del ferrocarril que venia de El Mene cuando se explotó petróleo en la región. Este trazado está muy aproximado a lo que es hoy la vía del Sistema de Riego que nos viene de la represa de Tacarigua, proponía además que la vía actual, que está en servicio, fuera eliminada para darle una salida inmediata a las aguas crecidas y así, además, mejorar el ecosistema del reservorio de Cuare.



¿Será ésta la solución más segura y sensata para quitarnos de una vez por toda esta terrible pesadilla que se nos repite cada vez que se intensifican 1as lluvia en la región ?





Chichiriviche, Diciembre de l986.





Ramón Rivero

Cronista Municipal





TEXTO

Comunicación transcrita por Ramón Rivero M.





Tocuyo, Marzo 23 de 1880





Señor

General Gerónimo Rivero

Caracas.





Estimado General y amigo:



Como U. ha sido testigo ocular de los acontecimiento ocurridos en este pueblo por las dos inundaciones seguidas en el termino de dos meses, Diciembre el año ppdo. i Enero del presente, las cuales han reducido a la más triste calamidad a los habitantes de esta población, destruyéndonos nuestros hogares, animales domésticos y las labranzas por completo y cuyos desastres nos han reducido a una dura miseria, nos dirigimos a U. para que como miembro de la representación nacional por nuestro Estado, y esperanzados en el decidido interés que U. siempre a desplegado en beneficio de estos pueblos ponga en conocimiento del Soberano Congreso de la Unión la triste y afligida situación de este pueblo, procurando y empleando los medio más posibles hasta conseguir que se acuerde por el Soberano Congreso un auxilio que pueda aliviar las miserias porque esta pasando esta infeliz población. No dudamos sus amigos que del interés que usted tome en esta solicitud alcanzará del Soberano congreso el auxilio que en circunstancias tan críticas y miserables, pedimos para el auxilio de estos habitantes.



Le deseamos en unión de sus buenos amigos la más entera salud sus muy atentos S. servidores y amigos.





Blas I. Ramírez. Felix Ríos. Miguel Rojas. Pedro Soto. Manuel Ma. Ruiz. Juan Ximenez. Casto A. Gómez. Gregorio Giménez.







Hasta aquí el interesante y preciso trabajo del chichiriviteño Ramón (Mon) Rivero








Introducción: Raíces de Pueblo. Tocuyo de la Costa
Prologo: Raíces de Pueblo. Tocuyo de la Costa
El Pueblo de Tocuyo de la Costa
Recopilación Histórica. Tocuyo de la Costa
Recopilación Histórica. Tocuyo de la Costa
Referencias históricas sobre San Miguel del Río Tocuyo.
Río del Tocuyo
Pueblo del Río del Tocuyo
MAPUBARES (De la Vicaría de Coro)
San Miguel del Río del Tocuyo ( De la Vicaría de Coro)
Renta de este Curato
Algunas Narraciones sobre la Posible Fundaciòn de Tocuyo de la Costa
Opiniones sobre la Historia de Tocuyo de la Costa
Villa de San Miguel del Río Tocuyo
Venta de la Sucesón de Vicente Judas González
Venta de Enrique Domínguez y Sebastiám Noguera
Venta de Manuel Jove
Reserva de Enrique Domínguez
El Robo de la Custodia en Tocuyo de la Costa
Compra y Venta de Esclavos en el Pueblo
Partidas de Nacimiento Antiguas de Tocuyo de la Costa
Jefes Civiles en Tocuyo de la Costa durante 1882
SIMÓN BOLÍVAR, Nuestro Libertador en Tocuyo de la Costa
Origen y significado del nombre Tocuyo
Régimen de Encomienda
Tocuyo de la Costa Pueblo de Doctrina y Pueblo de Misión
Una Aproximación a la Historia de Tocuyo de la Costa
Problemática Ecológica del Municipio Tocuyo de la Costa
Importante Aporte a este Libro por Parte de Ramón Rivero M.
Antecedentes Históricos de los Pueblos de la Costa Oriental del Estado Falcón
Indios Mapubares
Diciembre...Lluvias e Inundaciones en Chichiriviche, Falcón.
Resúmen sobre la relación de la cultura india y la fundación de Tocuyo de la Costa.
Sobre el Nacimiento de los pueblos de Venezuela y de América.

Anàlisis de Obras de la Literatura Venezolana
la batalla de Carabobo

ola ke ase
Insurrección Chirinos
arte colonial
lo mundo play
perdidA
Raíces de Pueblo por José Antonio Zambrano
Cuentos de Cástulo Riera
Cástulo Riera. Cuenta Cuentos.
Religión
La Muerte del Caudillo Juan Vicente Gómez
El Final de Juan Vicente Gómez.
XX Certamen de Relato Breve Lapurbide Ansoain, Navarra, España 2008
Las "Revoluciones" en Venezuela.
La orden de la merced por Tierras de Venezuela
Influencia de la escama (Aspidiotus destrutor) (Signoret) sobre el desarrollo y la producción de las plantas de cocotero en el Estado Falcón , Venez
Literatura
Psicología
Moda
Los Sucesos del 19 de Abril de 1810 en Venezuela. Por José de Jesús Cordero Ceballos.
Artículos de Historia de Venezuela
La Autoestima
Turismo
Poítica
Curiosidades
Teoría y Praxis en Andragogía.
Proceso Histórico Venezolano
Hogar
Estudios Soiales
Ecología
Negocios
Romance
Farándula Venezolana
Salud
Música